skip to Main Content
Comocambiarlavabo 00

Cómo quitar un lavabo en 10 pasos

Si necesitas quitar el lavabo, ya sea para sustituirlo por otro modelo o porque vas a embarcarte en una reforma, no te preocupes: no se trata de un trabajo complicado. Aunque si no tienes mucha idea de fontanería lo mejor es que contrates a un profesional para hacer el trabajo, en este post te explicamos cómo retirar el lavabo en 10 sencillos pasos por si te atreves a hacerlo tú mismo. ¡Toma nota!

Chica retirando un grifo para quitar el lavabo

Antes de comenzar

Antes de comenzar, comprueba que dispones de todas las herramientas necesarias. Chequea el siguiente listado y, si ves que te falta alguna, es el momento de salir a comprar para completar tu caja de bricolaje.

  • Llave fija
  • Llave inglesa
  • Llave de tubo
  • Destornillador
  • Sierra de hoja plana

Es momento de empezar

Si, como es habitual, vas a sustituir el lavabo por otro, asegúrate de comprarlo y tenerlo disponible antes de comenzar el trabajo. De este modo, el baño no se quedará inutilizado mucho tiempo. Para empezar, corta el suministro de agua y vacía las tuberías. Por lo general, las válvulas de cierre se encuentran en el armario debajo del lavabo. Debes girar tanto la válvula de agua fría como la de agua caliente hacia la izquierda hasta que se resistan al giro.

Fontanero cortando suministro de agua para quitar el lavabo

Si las válvulas de cierre no detienen el flujo de agua por completo, también debes cambiarlas. A menos que tengas experiencia en fontanería, lo mejor es que dejes este trabajo en manos de un profesional, pues más delicado. Una vez que estés seguro de que no hay agua en las tuberías, es el momento de comenzar.

Paso a paso de cómo retirar un lavabo

Hombre retirando el grifo antes de quitar el lavabo

  1. Una vez que estén cerradas las llaves de paso por completo, abre los grifos del resto de la casa para comprobar que el agua restante se vacía y no moje el suelo al quitar el lavabo. Además, así comprobarás que las llaves de paso funcionan bien.
  2. Desenrosca los latiguillos o tubos flexibles con la ayuda de la llave inglesa y termina de soltarlos de forma manual. Es recomendable que coloques un paño o un recipiente debajo, ya que siempre queda algo de agua residual. Valora si es un buen momento para sustituir los latiguillos del lavabo por otros más nuevos.
  3. Con el destornillador quita la tuerca de la válvula del desagüe del interior del lavabo.
  4. Desenrosca los tornillos que sujetan el lavabo a la pared. A veces está sujeto con unos ganchos: si es tu caso, te puedes saltar este paso.
  5. Retira los restos de silicona y suciedad.
  6. Ahora limpia y seca, si es necesario pasa una cuchilla.
  7. Quita con mucho cuidado la pila del lavabo.
  8. Si es un lavabo con pie, procede a retirarlo también. Algunas veces está pegado al suelo con silicona o con cemento blanco, que puedes retirar con una cuchilla.
  9. Desenrosca el sifón del lavabo de la tubería y limpia todos los restos del interior. Es posible que te sirva el mismo para el nuevo lavabo, pero asegúrate de limpiarlo primero.
  10. Si el nuevo lavabo es un modelo diferente, puede ser necesario que cortes la tubería, acoples un codo o un alargador para adaptarlo al nuevo lavabo.

Si vas a colocar un nuevo lavabo, simplemente debes seguir los mismos pasos, pero de abajo a arriba: verás como resulta más sencillo de lo que pensabas. Aprovecha para limpiar las tuberías y no te olvides de sellar las juntas con silicona.

¿Te animas a darle una nueva imagen a tu cuarto de baño? Lee nuestro post acerca de cómo renovar el baño sin obras, te encantará.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas