skip to Main Content
Latiguillos Lavabo Principal

Cómo cambiar los latiguillos del grifo del lavabo

Los latiguillos son tubos que funcionan como conductores de agua entre el grifo y la toma de agua, permitiendo que el paso de agua se haga sin ningún problema. Los latiguillos no solo se encargan de conducir el agua desde la toma de agua hasta el grifo del lavabo, sino que también se encuentran en los inodoros, conduciendo el agua entre la toma de agua y la cisterna.

Si al utilizar tu lavabo te encuentras con una fuga de agua, es probable que los latiguillos se hayan averiado después de un tiempo de uso, lo que traerá como consecuencia pérdidas de agua. ¿Qué tienes que hacer cuando esto pase? Es simple, solo debes cambiar los latiguillos siguiendo un proceso específico. Por ello en este artículo te enseñamos cómo cambiar los latiguillos del grifo del lavabo.

Algunos consejos antes de cambiar los latiguillos del grifo del lavabo

Antes de instalar los nuevos latiguillos en tu lavabo debes comprobar lo siguiente:

  • Nuevamente asegúrate de que la rosca y el diámetro de los nuevos latiguillos son los correctos.
  • Los tubos no deben quedar tirantes, así que elige un tamaño que te permita instalarlos con facilidad.
  • Comprueba qué conexiones necesitas en los extremos. Lo más común es que los latiguillos se unan al grifo con una conexión macho, y a la toma con una hembra, pero no está de más que lo revises antes de cambiarlos.
  • Si la toma de agua es de difícil acceso, por ejemplo, si vas a colocar un lavabo en encimera, elige latiguillos con toma acorde.

Diámetro de los latiguillos del lavabo

Paso a paso para cambiar los latiguillos del grifo del lavabo

  1. Asegúrate de cortar el paso del agua antes de comenzar a cambiar los latiguillos.
  2. Una vez preparado, empieza retirando los latiguillos de la toma de agua y del grifo. Para ello, haz uso de una llave inglesa o llave fija.
  3. Ahora deberás enroscar la rosca macho del latiguillo en el grifo. Y asegúrate de ajustar adecuadamente para evitar posibles fugas de agua en el futuro. Por otra parte, la rosca hembra debes insertarla en la toma de agua. Para esto utiliza una llave fija para asegurar el ajuste perfecto.
  4. Una vez que has cambiado los latiguillos antiguos por los nuevos, restaura el paso de agua y abre el grifo para asegurarte que el trabajo ha sido satisfactorio.
  5. Ahora solo te queda comprobar que la instalación funciona correctamente. Con este sencillo y rápido trabajo de fontanería, has solucionado el problema de las fugas en muy poco tiempo.

Cambiar los latiguillos es indispensable para poder utilizar de nuevo tu lavabo sin que se presenten las problemáticas fugas de agua. Si te has decidido por cambiar los latiguillos de tu lavabo, lo primero que tienes que hacer es comprar unos latiguillos nuevos, asegurándote que posean una rosca del mismo diámetro que los latiguillos que tenías antes colocados en el lavado y además tengan la misma longitud.

Herramientas que vas a necesitar para cambiar los latiguillos:

  • Medidor de tuercas
  • Llave ajustable
  • Los nuevos latiguillos

Para que puedas efectuar todas estas sencillas reparaciones por ti mismo, te hemos preparado otro post acerca de cómo instalar el desagüe del lavabo. ¡No te lo pierdas!

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas