skip to Main Content
Encamisado Tuberias

Qué es encamisar una tubería y cuándo se hace

Las tuberías son una parte esencial en cualquier construcción, y como todo, están expuestas a desgaste y deterioro con el paso del tiempo. El encamisado de tubería es una solución innovadora y eficiente para reparar y mantener nuestras instalaciones.

En este artículo, te explicaremos qué es el encamisado de tubería y las averías comunes que pueden solucionar.
Te recordamos que es fundamental hacer una revisión de las tuberías periódicamente. En especial las tuberías para calefacción ya que son uno de los puntos más problemáticos en lo que a averías se refiere.

Qué es el encamisado de tubería

El encamisado de tubería es un proceso de reparación y rehabilitación de tuberías que consiste en insertar un tubo flexible dentro de la tubería existente y luego expandirlo hasta que se ajuste perfectamente al interior, creando una capa protectora que fortalece la tubería y previene futuras averías.
Este proceso es mucho menos invasivo que la sustitución completa de la tubería y suele tener un menor costo. Además se puede realizar en todos los tipos de tuberías habituales en viviendas.

Materiales y técnicas utilizadas para encamisar tubería

Existen diferentes materiales y técnicas para realizar el encamisado de tubería, dependiendo de la naturaleza de la avería y las características de la tubería original.

Tuberías encamisadas en una comunidad de vecinos.

Algunos de los materiales más usuales son la resina epoxi, la fibra de vidrio y el polietileno de alta densidad (HDPE).

Ventajas del encamisado de tubería

El encamisado de tuberías permite disfrutar de una serie de ventajas en lugar de cambiar la tubería completa.

  • Menor costo y tiempo de ejecución.
  • Menos invasivo y menos interrupción en el servicio de agua.
  • Mejora en la resistencia y durabilidad de la tubería.

Averías comunes en tuberías

Las averías en las tuberías pueden ser causadas por diferentes factores, y algunas de las más comunes son:

Corrosión y desgaste

El paso del tiempo y el uso continuo de las tuberías pueden generar corrosión y desgaste, especialmente en tuberías de materiales metálicos. La corrosión puede debilitar las paredes de la tubería y eventualmente provocar fugas o roturas. Esto ocurre a menudo en tuberías enterradas de saneamiento.

Obstrucciones

Las obstrucciones son otro problema común en las tuberías, causado por la acumulación de residuos y desechos en su interior. Estas obstrucciones pueden reducir el flujo de agua y, en casos extremos, causar rupturas en la tubería.

Fugas y grietas

Las fugas y grietas en las tuberías pueden ser provocadas por diversos factores, como la corrosión, el desgaste, la presión del agua y cambios bruscos de temperatura. Estos problemas pueden generar humedades, filtraciones y daños en las estructuras de los edificios. En muchas ocasiones se producen por las grandes presiones de la tubería.
Además suele ser complejo en el caso de averías en tuberías de saneamiento o alcantarillado ya que es necesario romper el pavimento para repararlas.

Soluciones y reparaciones

Para solucionar las averías en las tuberías, el encamisado es una opción eficiente y duradera. Veamos algunos de los métodos de encamisado más utilizados en la actualidad:

Métodos de encamisado

  • Encamisar tubería con resina epoxi: La resina epoxi es un material que, al mezclarse con un endurecedor, crea una capa rígida y resistente. Para realizar el encamisado con resina epoxi, se introduce un tubo flexible impregnado con la resina en la tubería dañada y, una vez posicionado, se infla para que la resina se adhiera al interior de la tubería. Al secarse, la resina produce una nueva tubería interna que sella las fugas y refuerza la estructura.
  • Encamisado con manga de fibra de vidrio: Este método consiste en introducir una manga de fibra de vidrio impregnada con resina en la tubería afectada y, mediante aire o agua a presión, expandir hasta que se ajuste al contorno interior de la tubería. La resina se endurece y forma una capa protectora que soluciona las fugas y grietas.
  • Encamisado con tubo de polietileno de alta densidad (HDPE): El encamisado con tubo de HDPE implica la inserción de un tubo de este material dentro de la tubería existente. Una vez colocado, el tubo de HDPE se expande mediante aire o agua a presión para adaptarse al interior de la tubería original. Esta técnica es especialmente útil en casos de corrosión y desgaste.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    Fontaneros en Madrid

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas