skip to Main Content
Tuberías Ppal

La importancia de la revisión de tuberías en una vivienda

Todos conocemos lo importante que es un buen mantenimiento de cualquier cosa. Y cuando estamos hablando de fontanería, revisar las instalaciones regularmente es algo sumamente importante para evitar averías en el futuro. En el caso de la red de agua de una vivienda es muy aconsejable comprobar todas las partes de la instalación. Prestando especial atención a la revisión de las tuberías.

Para poder hacer estas revisiones es imprescindible contar con una empresa de fontanería con experiencia que pueda garantizar unos buenos resultados. Ya que de encontrar alguna avería en las tuberías al hacer la revisión, será primordial solucionarlo. Es por eso que se dice que un buen mantenimiento del sistema de conductos de agua del hogar evita que ocurran grandes averías. Ya que al localizar el origen de un posible problema, se pueden tomar decisiones que hagan que no suceda.

Cómo se hace una revisión de tuberías

Puede parecer sencillo, pero revisar las instalaciones de fontanería de una vivienda no es una tarea que pueda hacerse a la ligera. En primer lugar hay que comprobar es estado de todos los conductos. Esto puede hacerse directamente desde los desagües. E incluso se pueden utilizar cámaras para ver el interior de las tuberías y comprobar su estado.

Pero eso no es todo, al hacer una revisión de las tuberías de un domicilio es muy importante también verificar el estado exterior de todos los tubos que se encuentren a la vista. Así como de los grifos y duchas.

Por otro lado hay ciertos requisitos que hay que comprobar que cumple la instalación de tuberías. Como que la llave de paso esté en un lugar accesible, el estado de las válvulas limitadoras de presión y que las conexiones de agua de toda la instalación no presentan problemas. Además, en el caso de las tuberías de agua caliente no hay que olvidarse de revisar los depósitos acumuladores.

La revisión de las tuberías propiamente dichas, no de todos sus elementos aledaños tiene como objetivo comprobar su estado y limpieza. Ya que en el caso de encontrar suciedad en el interior de los conductos habrá que proceder a su limpieza. Por tanto revisar las tuberías consiste en limpiar completamente el interior de la red de agua con productos específicos. Así como sustituir las piezas que estén deterioradas y reparar los tramos que lo necesiten.

Cuándo revisar las tuberías en una vivienda

Cualquier fontanero profesional podrá indicarte que lo más recomendado es revisar el estado de las tuberías como mínimo una vez al año. Aunque es cierto que en viviendas de más de 25 años de antigüedad puede ser adecuado hacerlo dos veces al año. Pero hay otros casos en los que también es necesario. Como cuando la red de agua haya estado sin ser usada durante más de mes. Antes de que la instalación comience a funcionar tras su montaje. Y por supuesto, si una autoridad sanitaria lo recomienda.

Sin Embargo, hay ciertos momentos en los que puede haber indicios que nos señales que es recomendable hacer una revisión de las tuberías. Aunque puedan parecer difíciles de detectar, cuando ocurren son signos bastante evidentes de que algo no está funcionando correctamente.

En primer lugar se pueden observar pérdidas de agua en los grifos aún cuando se encuentran totalmente cerrados. Otra señal es si se escucha agua corriendo por las tuberías o bien el sonido de gotas cayendo constantemente. Además hay signos claros y preocupantes como anomalías en el contador del agua. Y subidas en la factura que indican que se está consumiendo más agua de la que se percibe. Esto puede reflejarse también en una fuga visible en una de las tuberías de la vivienda.

Consecuencias de no revisar las tuberías

No revisar las tuberías regularmente deriva en un problema en el mantenimiento de las mismas. Esto puede ocasionar graves problemas. Pueden ocurrir muchas averías que pongan en peligro nuestra integridad o la de la vivienda. Aunque a continuación explicamos las más frecuentes. Si detectas alguno de estos problemas te recomendamos que contactes rápidamente con un fontanero de urgencia.

Una de las averías más comunes son los atascos. Esto ocurre por acumulación de restos y suciedad que dificulta la pasada del agua. En los casos más graves un atasco puede producir una inundación en la vivienda.

Por otro lado, el deterioro de las tuberías por el paso del tiempo y falta de revisiones puede hacer que se vayan formando pequeños agujeros. Estas fisuras van permitiendo que agua salga de las tuberías provocando fugas. Estas pérdidas de agua pueden filtrarse por las paredes y suelos. Llegando a causar daños en la propia estructura de la vivienda.

El problema más grave sin embargo es consecuencia habitualmente de una fuga no detectada. Y es la rotura total de las tuberías. Que aunque sea muy evidente una vez ocurre, puede no serlo tanto si no se hace una revisión. En este caso la fuga de agua es grande inundando la vivienda en pocos minutos y necesitando la intervención urgente de un fontanero.

Cómo mantener limpias las tuberías

Tal y como hemos dejado claro, es muy importante hacer revisiones de las tuberías periódicamente. Pero hay algunas costumbres que puedes cambiar para evitar que haya problemas en tus tuberías. De este modo, protegiendo los conductos y haciendo revisiones periódicas la red de agua de tu vivienda se mantendrá en perfecto estado.

En primer lugar evita verter el aceite usado de la cocina por el fregadero. Y echa agua hirviendo por el desagüe una vez por semana. De este modo eliminarás cualquier resto de grasa que haya podido caerse al fregar los platos. Por otro lado, procura no tirar papeles que se degraden por el wc. Así como químicos tipo pintura, aceite de motor o disolventes. Retira los pelos después de ducharte. Y evita que puedan caer restos de comida o de cualquier otra cosa por ninguno de los desagües de la vivienda.

1
×
Si lo deseas puedes contactacnos por WhatsApp.
Back To Top