skip to Main Content
WC

7 consejos para desatascar el WC

Es bastante habitual que se produzcan atascos en el WC, ya que las tuberías de desagüe en ocasiones son estrechas. Al acumularse papel higiénico, deposiciones u objetos que se hayan podido caer, se forman obstrucciones que nos obligan a desatascar el inodoro para evitar males mayores.

Normalmente estos atascos pueden resolverse con ayuda de la escobilla. Pero cuando esto no funcione habrá que aplicar soluciones más efectivas como avisar a cualquier fontanero. Las consecuencias de no desatascar el inodoro cuando detectamos la obstrucción no son nada buenas. Pueden incluir desbordamientos de agua y posible filtraciones de agua derivadas. Así como acumulación de agua estancada, malos olores, la formación de tapones mayores de desechos o incluso que se rompa la cañería.

Lo más recomendable es contactar rápidamente con una empresa especializada en desatascos en el hogar. Un profesional acostumbrado a hacer estos trabajos de inodoro acudirá a tu domicilio y resolverá el problema rápidamente. Sin embargo, por si por la circunstancia que fuera no consigues un fontanero, te contamos unos trucos caseros para acabar con los atascos del WC.

Desatasar el WC con un cubo de agua caliente

Uno de los métodos que seguro has visto hacer a algún familiar mayor es tirar un cubo de agua por el inodoro. Aunque este truco se suele usar cuando no hay agua corriente o necesitas reparar la cisterna del inodoro, también es válido para esta situación. Puede parecer poco efectivo pero podemos asegurar que funciona siempre y cuando se trate de un atasco normal y no esté el agua completamente estancada. Ya que de ser así solo conseguiríamos provocar un desbordamiento.

En primer lugar necesitarás un cubo grande para llenar de agua. Te vale el cubo de la fregona, un barreño grande o un cubo de limpieza. Una vez tengas el recipiente calienta agua y llena el cubo cuando el agua haya cogido temperatura. Se puede usar también agua fría, aunque el sistema resultará menos efectivo. Después vierte el líquido con fuerza en la taza del WC y si la cisterna funciona presionala al mismo tiempo.

La acción que realiza el agua es en principio la misma que hace el agua de la cisterna. Empujar lo que esté bloqueando la tubería, pero con más fuerza. Por lo que es más probable que se desatasque. Además, la temperatura del agua ayuda a que el atasco se deshaga para que pueda fluir por el desagüe.

Desatascar el water con productos comerciales

Igual que en el caso de desatascar tuberías, podemos encontrar productos específicos para acabar con los atascos del inodoro. Se pueden adquirir en supermercados, centros de bricolaje o ferreterías. Aunque suelen ser más efectivos en el caso de atascos leves, por lo que no garantizan su uso cuando el atasco sea complicado. Por otro lado, suelen ser productos químicos con un precio bastante elevado y a veces demasiado agresivos. De manera que pueden llegar a dañar incluso las cañerías.

Es más recomendable usar cualquiera de los otros trucos caseros. Aunque si bien es cierto que para un pequeño atasco, este tipo de productos pueden ayudarnos a solucionar el problema rápidamente y sin esfuerzo. Pero hay que ser conscientes de las limitaciones de estos productos, así como ser muy cuidadosos con su uso.

Para la acumulación de bolas de papel y atascos ligeros similares sigue las instrucciones que incluya el producto. Habitualmente simplemente hay que verter el contenido y esperar a que haga efecto. Pero cada producto es diferente por lo que es muy importante leer con detenimiento el modo de empleo. De ese modo evitaremos posibles daños en las tuberías.

Desatascar el WC con un desatascador

Sin duda esta es la primera opción que se nos pasa por la cabeza al pensar en desatascar un inodoro. Y probablemente será el primer método que use el fontanero en Madrid con el que contactes para desatascar el baño de tu hogar.

Un desatascador es una herramienta que consta de una goma que hace la función de una ventosa en un extremo de un palo de madera o metal. La parte que funciona como una ventosa se usa para hacer vacío en el inodoro y así ayudar a que el atasco se deshaga y los residuos sigan su camino. Para ello se debe colocar el desatascador en el agujero del water de forma que haga ventosa. A continuación hay que hacer movimientos arriba y abajo con el palo en posición vertical. Poco a poco comenzaremos a oír sonido como de burbujas que indica que el atasco está desapareciendo.

Es una solución muy práctica en el caso de atascos leves, pero poco efectiva para obstrucciones más complicadas. Suele ser el primer método con el que se intenta desatascar un inodoro, aunque no siempre funcione y haya que tomar otras medidas adicionales.

Desatascar el inodoro con una fregona

Este es un truco que suelen usar incluso los fontaneros 24 horas por la eficacia de sus resultados. Para poder llevarlo a cabo necesitarás por tanto una fregona. Ten en cuenta que es probable que se estropee por lo que es mejor usar siempre una fregona vieja que ya no usemos. Y además usaremos una bolsa de plástico. La bolsa puede ser una normal de supermercado, aunque tendrás que fijarte bien en que esté perfecta, sin ningún agujero por mínimo que sea.

Una vez tengas ambos objetos mete el mocho de la fregona dentro de la bolsa y atala con un nudo fuerte alrededor del palo. Así protegeremos la fregona y ayudaremos a que pueda hacerse vacío al introducir la fregona en el inodoro. A continuación, mete por tanto la fregona por el WC empujando los objetos que puedan estar formando el atasco. Haz movimientos tirando de la fregona hacia arriba y hacia abajo con el palo siempre en posición vertical. Continúa hasta que notes que el atasco va cediendo.

Así la fregona hace la función de un desatascador casero haciendo el vacío gracias a la bolsa. El posible hacer el mismo proceso sin atar una bolsa de plástico en la fregona. Aunque tardaremos bastante más en desatascar el inodoro y al terminar la fregona estará demasiado manchada como para poder usarla de nuevo.

Desatascar el inodoro con detergente

Si te gustan los remedios caseros para limpiar en el hogar sabrás de las propiedades del detergente líquido de lavavajillas. Este jabón se puede usar para limpiar muchísimas cosas, no solo los platos. Ya que su poder para disolver la grasa es uno de los más efectivos. Es posible usar también detergente para la lavadora pero, aunque funcionará estupendamente como lubricante no resolverá el atasco de manera tan efectiva como el jabón de platos.

Para desatascar por tanto el WC con lavavajillas simplemente hay que echar un chorro generoso de detergente líquido en la taza del inodoro. Una vez hayamos echado el jabón es recomendable añadir un cubo de agua caliente. Así la actuación sea más efectiva. Podemos dejar la mezcla en el WC durante al menos 30 minutos sin tirar en ningún momento de la cisterna.

Pasado ese tiempo tira de la cadena y el inodoro debería haberse desatascado. De no ser así repite la misma operación nuevamente vertiendo detergente lavavajillas y agua caliente otra vez. Déjalo reposar y tira de la cisterna. Verás como finalmente el atasco desaparece.

En caso de no tener detergente líquido lavaplatos, puedes usar sosa cáustica. Este ingrediente se una también en la elaboración de jabones y tiene un poder para desatascar muy efectivo también.

Desatascar el water con lejía

Si no disponemos de agua caliente, una buena alternativa para desatascar el inodoro es usar lejía. El método por lo demás es prácticamente igual. Echamos lejía de manera abundante en la taza del WC. Dejamos que actúe durante al menos media hora y a continuación revisamos si ha acabado con el atasco. De no ser así, repetimos la operación las veces que sea necesario.

Sin embargo, lo que es realmente efectivo a la primera es mezclar ambos productos. Tanto la lejía como el jabón reaccionan químicamente acabando con la suciedad y deshaciendo todo tipo de atascos y acumulaciones. Por lo que combinar ambos hace que sus propiedades se potencien y que el desatasco del inodoro se produzca rápidamente.

Para hacer esta mezcla simplemente echa en el interior del WC un chorro abundante de detergente de lavavajillas y otro de lejía. Deja que reposen durante al menos 30 minutos para que reaccionen deshaciendo el atasco y después tira de la cadena. Este método es muy efectivo y apto para personas escrupulosas. Ya que no es necesario acercarse al inodoro más que para verter los productos y tirar de la cadena. No es necesario acceder al inodoro ni manipular los desechos.

Desatascar el inodoro con una percha

Aunque pueda sonar un poco extraño el método de usar una percha para acabar con un atasco, en realidad no lo es tanto. El sistema se basa en usar algo que nos permita acceder por conducto del water hasta la zona donde esté el atasco. Para de ese modo poder acabar con él. De hecho, hay muchos fontaneros que cuentan con maquinaria específica con las mismas características.

Necesitaremos una percha de metal flexible de las que suelen darse en las tintorerías con la ropa con recogemos. Hay que desmontar la percha y estirarla todo lo posible para que pueda llegar lo más lejos posible por el conducto que sale del inodoro. Cuando la tengamos lista a modo de gancho, la introduciremos por el WC. Una vez detectamos que hemos llegado a la zona del atasco, comenzaremos a mover la percha para intentar empujar el atasco. Saber dónde está la obstrucción es relativamente fácil, ya que habitualmente será donde no podamos seguir.

Si notamos que el atasco está fijo y no podemos moverlo, podemos intentar sacar el objeto al exterior ayudándonos con el extremo de la percha. Si vemos que esa opción tampoco es factible, lo más recomendable será entonces intentar deshacerlo introduciendo el final de metal poco a poco con paciencia. Una vez se abra podemos tirar de la cadena para comprobar que el agua fluye correctamente.

1
×
Si lo deseas puedes contactacnos por WhatsApp.
Back To Top