skip to Main Content
Pulgadas Fontaneria

¿Qué medida es una pulgada en fontanería?

La pulgada es una de las medidas que se lleva usando más tiempo en fontanería. Su origen se remonta al siglo XIX. Antes de que se implantara en España el sistema métrico decimal. Sin embargo, aunque a priori podamos pensar que es una medida estándar, la pulgada en fontanería no siempre equivale a la misma medida en milímetros.

¿Cuál es el origen de las pulgadas?

Esta medida tiene su origen en Inglaterra, donde una pulgada se correspondía con el tamaño de la primera falange del dedo pulgar de la mano. De ahí el nombre de pulgada. Y aunque era una medida inexacta, por la variación que puede haber de una persona a otra, estaba más o menos instaurada. Por otro lado, actualmente está establecida una equivalencia entre la medida inglesa y el sistema métrico. Por tanto podemos decir que 1 pulgada es lo mismo que 25,4 mm.

Entonces, ¿dónde está el problema? La confusión llega cuando intentamos aplicar este sistema de medida en fontanería. Ya que podemos encontrarnos con tuberías supuestamente de una pulgada, pero que tienen otra medida en milímetros.

¿Cómo se utilizan las pulgadas en fontanería?

Es bastante habitual que los fontaneros hablen de tuberías o roscas de una pulgada, pero que en realidad se estén refiriendo a distintas medidas de diámetro. Normalmente esto se debe a que la correspondencia de 25,4 mm para una pulgada se refiere al diámetro del interior de la tubería. Sin embargo, la rosca que sirva para encajarse en esa tubería puede llegar a los 33 mm aunque también digamos que es de una pulgada.

Por tanto, en fontanería la medida de la pulgada se utiliza en origen para referirse a las tuberías que midan 25,4 mm en su interior. Y de ese modo, utilizaremos la misma medida para las roscas que encajen en esos conductos.Sin embargo, con el avance de los materiales ha aparecido otro problema más.

Al fabricar tuberías en materiales distintos al hierro, como el cobre, el plástico o el PVC, esta medida se adapta. Estos materiales tienen características y espesores diferentes. Pero lo que nos interesa es que puedan conectarse entre sí. De manera que le restamos importancia a la medida interior de la tubería para centrarnos en que sea una clasificación práctica. Por lo que la medida de las pulgadas se aplica actualmente a las roscas y solo a las tuberías de hierro, al ser las que sí cumplen con estas medidas estándar.

Entonces, ¿cuál es la equivalencia de las pulgadas en fontanería?

Una vez tenemos claro que son las roscas las que mantienen la medida en pulgadas, podemos diferenciar entre distintos tipos. Hay roscas macho y hembra así como cónicas y cilíndricas. Puede parecer un jaleo, pero ten en cuenta que el objetivo de utilizar esta medida de referencia es hacer que su uso sea más sencillo.

Podemos encontrar en Internet muchas tablas de equivalencias, aunque en todas veremos que la correspondencia en milímetros no es real. Sino simplemente una guía para saber qué roscas van con cada tubería. De este modo es mucho más sencillo saber qué medida elegir en cada caso. Recuerda siempre que no existe por tanto una equivalencia de pulgadas a milímetros real en fontanería.

Al hacer instalaciones de fontanería y elegir qué tuberías usar nos referiremos siempre a las tuberías en centímetros, siempre que no sean de hierro. Mientras que hablaremos de las roscas usando como medida las pulgadas. Así podemos encontrar tubos de 20 x ½’, es decir con un diámetro de 20 mm y cuyas roscas midan media pulgada. Esto es importante para poder elegir tubos con roscas que puedan conectarse entre sí.

No hay por tanto una equivalencia real de pulgadas a milímetros en fontanería. Sino que a través de los años hemos heredado una tradición métrica que se ha ido adaptando a los cambios e innovaciones que han ocurrido en el mundo de la fontanería.

1
×
Si lo deseas puedes contactacnos por WhatsApp.
Back To Top