skip to Main Content
Como Aumentar Presion Agua

Cómo aumentar la presión de agua en casa

No siempre disfrutamos de la presión de agua necesaria para disfrutar de las actividades cotidianas: hay ocasiones en las que, por diversos motivos, no llega suficiente caudal a los grifos y los electrodomésticos del hogar, lo que resulta incómodo y puede provocar averías en lavadoras y lavavajillas. ¿Es tu caso? Sigue leyendo, porque a continuación de contamos cómo aumentar la presión de agua en casa de forma sencilla.

Comprueba si existe suciedad

La primera comprobación que debes realizar no puede ser más sencilla: en ocasiones se forman depósitos de suciedad, bien por las impurezas que arrastra el agua, bien por la alta concentración de cal en la misma, en las alcachofas de la ducha y en los difusores de los grifos.

En el caso de la ducha, nuestra recomendación es desmontar la alcachofa con una llave inglesa (suelen ir a roscar, recuerda protegerla con un paño para evitar rallarla) y sumergirla durante un par de horas en una solución al 50% de agua y vinagre blanco. Pasado ese tiempo, simplemente aclárala y verás como la cal ha desaparecido. Si estaba tan incrustada que sigue ahí, lo mejor es que optes por sustituir la alcachofa por otra que tenga el mismo tipo y diámetro de rosca.

Por su parte, los aireadores de los grifos (que también se suelen extraer a rosca) son tan económicos que nuestra recomendación es directamente sustituirlos por otros nuevos, especialmente si vives en una zona de agua dura, con gran porcentaje de cal.

Instala un nebulizador

Si la limpieza no ha causado los efectos esperados, otra solución económica es comprar e instalar un nebulizador o mezclador de agua y aire. Este dispositivo, muy fácil de instalar y compatible con casi todos los tipos de ducha y grifos, funciona añadiendo al caudal de agua una determinada cantidad de aire, lo que provoca que aumente la presión de la misma, ayudando además a ahorrar en la factura, ya que necesitas menor cantidad de agua para lograr el mismo resultado.

Si tu instalación es nueva, comprueba que este sistema no venga ya incorporado, ya que es habitual que las duchas y grifos modernos lo incluyan de base, en cuyo caso no ganarías nada.

Revisa la válvula de presión

Un pasito más: comprueba que la válvula de presión o o VPR funciona correctamente. Encontrarás está válvula, con forma de campana, en la tubería que da acceso al circuito de agua al interior de la vivienda. Para aumentar el caudal, debes girar con cuidado el tornillo en el sentido de las agujas del reloj. Si una vez abierta no notas ninguna diferencia, la válvula no funciona correctamente y debes sustituirla por otra: no es necesario que llames a un fontanero urgente, pero contar con ayuda profesional te asegurará que no se genera ninguna avería innecesaria.

Busca el problema en el sistema de tuberías

Ya hemos comprobado todos los elementos que se pueden revisar sin ayuda profesional… Si tu problema de presión de agua persiste, es el momento que solicites la ayuda de un técnico capaz de realizar revisiones más profundas. Y es que el problema de caudal puede originarse en una fuga en el sistema o bien en la propia disposición de las tuberías, algo que difícilmente podrás descubrir tú solo.

Buscar una fuga oculta en el sistema

No tiene por qué ser algo grave, pero si la red de cañerías pierde agua en algún punto, el caudal se reduce, afectando a la cantidad de agua que sale por tus grifos y a la presión de la misma. Llama a un fontanero que pueda comprobar la presión del agua en las cañerías y hacer las pruebas necesarias para detectar, y reparar, el problema existente. Volverás a disfrutar de la presión adecuada en tus duchas rápidamente.

Revisar el circuito de tuberías

En ocasiones, especialmente en viviendas antiguas, la disposición del circuito de cañerías, el material de las mismas o, incluso, los años transcurridos y la corrosión, pueden ser los causantes de que el agua no salga de los grifos con la presión que debería. En estos casos, la solución es tan simple, y a la vez tan complicada, como sustituir las viejas tuberías por otras nuevas, de materiales modernos anticorrosión, como el PVC, y siguiendo el diseño más adecuado para aprovechar el caudal de agua existente.

Se trata de una obra de cierta magnitud, por lo que te recomendamos que la encargues a un profesional de tu confianza, que te ofrezca un presupuesto justo y te dé las garantías necesarias sobre el trabajo que va a acometer.

Instalar una bomba de agua

Si vives en un piso alto o tu problema es que el agua no llega correctamente a los grifos de la segunda planta, pero sí a los de la primera, una bomba o grupo de presión puede ser la solución. Se trata de un dispositivo que recoge el agua de la fuente principal y es capaz, por sí mismo, de otorgarle la presión necesaria para que disfrutes de un caudal apropiado.

Mediante el presostato, la bomba es capaz de identificar si debe o no ponerse en marcha en función de la demanda de agua que realices en cada momento: no arrancará si sólo necesitas llenar un vaso de agua, pero notarás sus efectos cuando te des una ducha.

Si sufres de falta de presión de agua en tu casa, no dudes en contactar con nosotros: valoraremos la magnitud del problema y te ofreceremos la solución más adecuada, con un presupuesto justo y la garantía de un trabajo bien hecho.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    Fontaneros en Madrid.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas