skip to Main Content
Limpiar Bano Ppal

6 pasos para limpiar el baño correctamente

La limpieza del aseo es una tarea que no agrada a nadie, sin embargo siguiendo unos sencillos pasos en un orden determinado puedes conseguir que no sea un trabajo tan molesto. Te contamos cómo limpiar el baño para conseguir no solo una mayor limpieza, sino también que se mantenga por más tiempo.

1. Recoge todo lo posible y planea qué productos para limpiar el baño necesitas

Antes de comenzar con la limpieza en sí misma es necesario organizar el trabajo, tener el espacio despejado y contar con todos los elementos que necesitamos. Para ello retira del baño todo aquello que no sea de esa habitación, echa a lavar las toallas y recoge todos los productos que no estén en su sitio. También es recomendable si tenemos complementos en el aseo como el cubo de la ropa sucia sacarlos al exterior para limpiar cómodamente.

Por otro lado prepara los productos de limpieza del baño que vas a necesitar. Piensa no solo en el desinfectante para el inodoro, sino también en el fregasuelos y los productos para limpiar el espejo o la ducha. Ten todo a mano para que sea más rápido hacer el trabajo. Prepara también un estropajo, un paño seco, la escoba y la fregona.

2.Limpia la bañera y la ducha, incluidas las cortinas

Aunque lo ideal sería limpiar la ducha o la bañera después de cada uso, todos sabemos que en la práctica esto no es así. Sin embargo si no dejamos pasar mucho tiempo el trabajo es más sencillo. Simplemente tenemos que sacar los botes de jabón o champú y eliminar los restos de jabón y pelos que se hayan acumulado.Después con un limpiador específico para baños frota toda la superficie, así como los bordes y los grifos y enjuaga.

Si en tu zona el agua tiene mucha cal y esta se acumula, puedes usar una mezcla de vinagre y agua para eliminarla. Por último recuerda limpiar bien la mampara de la ducha o las cortinas. En el caso de mamparas de cristal podemos limpiarlas con un producto específico para cristales. Mientras que las cortinas pueden limpiarse superficialmente y meter en la lavadora de manera periódica.

Limpiar el baño

3. Continúa por el lavabo

El lavabo se limpia de manera muy similar a la tina. En primer lugar elimina los pelos y restos de suciedad de los bordes. Después pasa un estropajo con limpiador para baños por toda la superficie y la grifería. A continuación aclara con agua y pasa un paño seco para dar brillo.

Cuando limpies el lavabo revisa bien el estado de la grifería y la presencia de manchas de óxido. Ya que en ocasiones la aparición de estas manchas es un indicativo de la necesidad de reformar la instalación vieja de fontanería. Además no te olvides de limpiar el recipiente del cepillo de dientes y la jabonera.

4. Limpia el inodoro

En el inodoro se acumulan muchas bacterias, por lo que nunca hay que dejar pasar más de una semana para su limpieza. Aunque lo recomendable es hacerlo con más frecuencia. Para ello utiliza un limpia baños desinfectante que haga una limpieza profunda tanto del interior como del exterior del inodoro. Si quieres reducir la superficie a limpiar siempre puedes colocar una cisterna empotrada que además deja más espacio libre el en aseo.

Utiliza un cepillo para limpiar bien la taza, incluyendo los bordes y todos los recovecos. Después tira de la cadena y deja que ese agua limpia aclare y elimine cualquier resto. Para terminar limpia bien el asiento y sécalo con un trapo. También puedes usar un paño seco para pasar por el exterior de la cerámica para darle un acabado brillante.

Limpiar el inodoro

5. No te olvides de los espejos

Para limpiar el baño a fondo hay que hacerlo de todos sus elementos. Además los espejos suelen ensuciarse fácilmente con salpicaduras de pasta de dientes, manchas de rimel o dedos de los más pequeños. Y es uno de los elementos del cuarto de baño que más sensación de limpieza aporta.

Pasa un paño con limpia cristales por la superficie. Después usa otro seco para retirar el exceso de limpiador y sacarle brillo. Aunque si quieres un resultado aún más brillante también puedes aplicar una mezcla de vinagre blanco diluido en agua y usar un periódico para secarlo.

6. Para rematar el trabajo descubre cómo limpiar los azulejos del baño del suelo y las paredes

No puedes dar por terminada la limpieza si hacer una limpieza de los azulejos y el suelo. En primer lugar barre para retirar los residuos y pelos que haya en el suelo. Después con un paño mojado en agua caliente y jabón líquido frota los azulejos de las paredes y el suelo.

Una vez hayas eliminado toda la suciedad usa agua limpia para enjuagar los restos de limpiador y un trapo seco para dar brillo. Presta especial interés a los rincones y las juntas de la ducha, el inodoro y el lavabo.

Call Now Button