skip to Main Content
Ahorro Energia Bano

Ahorra energía en tu baño

Los pequeños cambios pueden hacer grandes diferencias. Y de eso precisamente es de lo que trata este artículo, de cómo con unos sencillos cambios en el baño podrás notar una enorme diferencia en el precio que pagar por la factura energética.Todo ello, por supuesto, sin renunciar a nada, porque se puede ahorrar energía sin necesidad de pasar frío, ¡y eso es estupendo ahora que falta poco para que llegue el invierno! ¿Quieres saber cómo conseguirlo? ¡Sigue leyendo este artículo!

¿Cómo ahorrar en la luz y el gas?

Lo primero que hay que hacer si se quiere ahorrar energía es revisar las tarifas que tienes contratada; y en el caso de el tu actual contrato no se adecúe a tus necesidades o, sencillamente, sea más caro, lo que tendrás que hacer el cambio de comercializadora de luz y de gas. El cambio de suministro de luz y de gas es un trámite gratuito, por lo que podrás hacerlo tantas veces como quieras; no obstante, antes de efectuar dicho cambio, asegçurate de que no tienes ningún compromiso de permanencia en tu anterior compañía.

En España son muchas las compañías de luz y gas entre las que poder elegir. Una de las más conocidas es Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa), con la que se puede contratar a través de su sitio web, por teléfono o sencillamente en una de sus oficinas de Naturgy (ex Gas Natural Fenosa), conocidas igualmente como Tiendas Naturgy. Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) cuenta con una gran variedad de tarifas eléctricas (estables, tarifa fija, etc.) y lo mismo con el gas, por lo que es probable que encuentres alguna que se adapte a tus necesidades.

Ducha de bajo consumo

Algunos trucos para ahorrar en tu baño

Como se ha indicado al principio de este artículo, el cuarto de baño es una de las estancias en las que se necesitan más energía; más concretamente, agua y la calefacción para calentar el agua. Por eso mismo, a continuación te ofrecemos unos sencillos trucos para que tu gasto sea mucho más óptimo y, a la postre, pagues menos por tu factura energética.

  • Procura que los grifos de tu baño sean monomando.
  • Revisa toda la grifería, que no haya escapes de agua. También es conveniente revisar toda la instalación de gas natural por si también hubiera algún escape.
  • Instala un termostato en cada grifo para alcanzar rápidamente la temperatura deseada. Si se quiere consumir menos agua, puedes utilizar un reductor de caudal.
  • Cambia tu bañera por un plato de ducha.
  • Pon un mecanismo de doble descarga en el inodoro. O puedes ir más lejos e instalar un inodoro ecológico seco, que es un baño que no está conectado a la red de aguas residuales y tampoco utiliza agua para la eliminación de excrementos, tal y como se puede leer en este artículo de El País.
  • Si tienes un termo eléctrico, puedes instalar un reloj programador para activar el agua caliente solo cuando se necesite verdaderamente.

Por supuesto, además de usar estos sencillos trucos, es conveniente saberlo usar con moderación. Y es que, claro, está, de poco sirve ducharse en vez de bañarse si la ducha media hora, por dar un ejemplo. Por eso mismo, trata de tomar nota de estas medidas pero no olvides que, al final, y no hay nadie mejor que tú para ser el que ahorre energía.

Pide presupuesto













Fontaneros urgentes en cualquier parte de Madrid.contactar con fontanero

Call Now Button