skip to Main Content
Temperatura Agua

A qué temperatura sale el agua del grifo

¿Estás pensando cambiar los grifos de tu casa? En ese caso, es probable que estés valorando opciones para poder controlar mejor uno de los elementos de confort más importantes que hay: la temperatura del agua del grifo.  En el mercado hay distintas opciones: termostático, todo en uno, monomando… Pero, ¿sabes a qué temperatura sale el agua del grifo? Sigue leyendo para enterarte de todo.

¿Cuál es la temperatura habitual del agua del grifo?

Aunque depende de multitud de factores, entre los que se encuentran la climatología y el estado del sistema de tuberías, por ejemplo, habitualmente la temperatura más alta a la que podemos recoger el agua del grifo ronda los 55º. Ten en cuenta que, a partir de determinados niveles, un par de grados arriba o abajo no son relevantes.

Si la temperatura del flujo de agua no es razonable o no es constante, debes solicitar la ayuda de un profesional. ¿Conoces la relación entre las tuberías multicapa y los cambios bruscos de temperatura?

A qué temperatura sale el agua del grifo para beber

Regulador de temperatura de un grifo

Un regulador de temperatura de un grifo es un tipo de mecanismo que permite ajustar la temperatura del agua, es decir, los grados a los que sale el agua del grifo. De esta forma, puedes obtener la temperatura que se adapte mejor a tus necesidades particulares.

Existen distintas modalidades de reguladores. Hasta hace una década, para poder regular la temperatura se utilizaban dos mandos diferentes, lo que se conoce como grifos bimando, que en la actualidad están cada vez más en desuso, excepto en decoraciones rústicas y vintage.

Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos, han ido creándose otros tipos de regulador de temperatura. Todos ellos tienen la misma función: controlar los grados del agua para que no salga ni demasiado fría ni demasiado caliente del grifo.

Cuanto más rápida y más sencilla sea la posibilidad de regular la temperatura del agua, más agua ahorrarás. Tanto en el propio consumo de agua como en el tiempo que debes esperar hasta lograr ajustar la temperatura a tus necesidades.

Un regulador de temperatura puede tomar la forma de grifos diferentes, aunque hoy en día, se suelen utilizar dos principalmente.

Grifos monomando

Este tipo de grifo con regulador de temperatura es el más tradicional y es el que se encuentra en la mayoría de las viviendas. Cuenta con una única maneta de control y al accionar de un lado a otro puedes modificar la temperatura del agua que sale.

Entre las ventajas de los grifos monomando destaca su comodidad, ya que basta con girar levemente la maneta para que la temperatura se adapte a tus necesidades.

Los grifos monomando tienen el sistema Cold Open, significa que si la maneta está en su posición central, no están haciendo uso del agua caliente en cuanto abres el grifo, si no que sale directamente agua fría. Así, no estás haciendo un consumo innecesario de agua cada vez que la giras.

Gracias a este innovador sistema, únicamente se activa el agua caliente cuando desplazas la maneta hacia el lado izquierdo. Se trata de un regulador de temperatura muy cómodo y fácil de usar.

Grifos termostáticos

Un grifo termostático es aquel que incluye un regulador de temperatura y del caudal del agua que sale. Su diferencia frente a los grifos monomando es que puedes ajustar la temperatura que necesitas para evitar que haya variaciones durante la salida.

Al seleccionar una graduación exacta de temperatura al salir el agua del grifo, el propio sistema regulará el flujo de agua para que se adapte. Además, otra de sus ventajas es que no se ven afectados por las aperturas de otros grifos o por el accionamiento de la cisterna, algo que sí sucede cuando utilizas otro tipo de grifo.

Gracias a este tipo de regulador de temperatura evitas los desagradables cambios bruscos o que el agua salga del grifo demasiado caliente o fría y, en consecuencia, también las posibles quemaduras cuando la temperatura del agua se eleva repentinamente.

Grifo con temperatura digital

Grifos de agua hirviendo y de agua casi hirviendo

Habitualmente, podemos encontrarlos en las fuentes de agua de oficinas o en las cocinas, ya que están pensados para utilizar el agua para cocinar o hacer infusiones. La diferencia en este tipo de grifos es la temperatura con la que dispensan el agua: un grifo de agua hirviendo dispensa agua a 100º, mientras que un grifo de agua muy caliente, según el fabricante, suele dispensar agua entre 88º y 98º.

Grifos con pantalla digital

Este regulador de temperatura es la opción más innovadora del mercado en la actualidad: se trata de grifos con regulador de temperatura digital a través de una pantalla digital LCD. Se trata de un grifo termostático avanzado. Esto significa que puedes fijar la temperatura y un caudal de agua concretos seleccionando las opciones a través de una pantalla digital.

Si tienes dudas acerca de qué tipo de grifos son los más convenientes para instalar en tu casa, no dudes en solicitar la opinión de un fontanero en Madrid o la ciudad en la que te encuentres: te ofreceremos siempre el mejor asesoramiento.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    Fontaneros en Madrid.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas