skip to Main Content
Rebosadero Lavabo Ppal

¿Sabes qué es y para qué sirve un rebosadero de lavabo?

Todos tenemos lavabos en los cuartos de baño de nuestros hogares, pero muy pocos sabemos realmente cómo se llaman sus distintas partes o para qué sirven algunas. De hecho, seguro que en algún momento te has preguntado porqué hay un agujero en tu lavabo. Vamos a hacer un pequeño repaso para ver qué es un rebosadero de lavabo y que de ahora en adelante puedas hablar de esta parte de la pila con propiedad.

¿Qué es un rebosadero?

Se trata de un orificio que se encuentra normalmente en los lavabos domésticos en la parte superior de la pila debajo del grifo. Puede tener forma redondeada o alargada, pero en cualquier caso es la entrada a un conducto que comunica directamente con el desagüe del propio lavabo. Aunque es un elemento bastante común no todos los lavabos cuentan con rebosadero. Depende el modelo y marca del que dispongamos.

La función de un rebosadero de lavabo

¿Cuál es la función de un rebosadero de lavabo?

Este agujero tiene una utilidad muy clara y práctica, la de evitar que el agua pueda desbordarse del lavabo en caso de dejar el grifo abierto. Cuando el nivel de agua sube hasta llegar a este orificio, el agua se cuela por su interior yendo a parar al desagüe en lugar de salir por encima de la pila. Es posible encontrar rebosaderos con distintos embellecedores, metálicos o cerámicos, incluso con rejillas protectoras. Pero la utilidad del mismo sigue siendo la misma.

Tipos de rebosaderos de lavabo

Aunque la mayoría de rebosaderos que encontramos en nuestros domicilios son un agujero en la loza, lo cierto es que en realidad hay dos tipos distintos. En función de si son vistos, como el orificio, o bien se encuentran escondidos dentro del propio lavabo.

  • Vistos. Se trata de un orificio en la pila que se puede ver desde fuera y en el que el agua accede desde el propio lavabo al llenarse lo suficiente como para que el agua alcance ese nivel.
  • Ocultos. Estos sistemas para evitar que agua pueda salir del cuenco son mucho menos comunes, aunque están presentes en lavabos de algunas marcas. Se trata de un conducto que se encuentra por el interior del lavabo y por el que el agua sube al mismo tiempo que se llena la pila, de forma que cuando llega a la capacidad máxima el agua rebosa al desagüe igual que un uno visto.

En cualquier caso es importante que conozcas su existencia, ya que en caso de que tengas que desatascar un lavabo el fontanero que lleve a cabo el trabajo lo hará de un modo y otro según el tipo de lavabo.

Colocar válvulas de desagüe para lavabos con rebosadero

Válvulas de desagüe para lavabos con rebosadero

Uno de los momentos en los que debemos tener en cuenta si nuestro lavabo cuenta con un sistema anti rebosamiento de agua es a la hora de hacer la instalación del mismo. Ya que en caso afirmativo será necesario instalar un desagüe que tenga en cuenta el rebosadero. Sin embargo, una vez colocado el desagüe podemos elegir entre cualquiera de las válvulas de desagüe disponibles. Ya que para colocar la válvula no influye de ninguna manera el rebosadero.

Estas son las válvulas de desagüe más comunes:

  • Automática: este tipo de válvula se abre y se cierra accionando una palanca que normalmente se sitúa por detrás del grifo.
  • De cadena: la más clásica, cuenta con un tapón unido al lavabo por una cadena metálica.
  • Fija: sin opción de abrir y cerrarse se mantiene en la misma posición. Es la más normal en lugares públicos y muy indicada para lavabos con rebosadero.
  • De click clack o pulsación: una válvula que al pulsarla se abre y cierra. Una de las opciones que más se ponen en los lavabos modernos.

    Pide presupuesto













    Fontaneros urgentes en cualquier zona de Madrid.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas