skip to Main Content
Sifon 01

Cuáles son los problemas de instalar un doble sifón en la ducha

¿Te ha pasado que a veces el desagüe de tu baño produce malos olores? Existen distintos posibles motivos, pero podría ser por instalar un doble sifón en la ducha: si ya tienes bote sifónico e instalas un sifón individual tendrás un doble sifón.Esto puede provocar que se forme una burbuja de aire que impide la correcta evacuación del agua por el desagüe.

En este artículo te explicamos con más detalle cuáles son los problemas de instalar un doble sifón en la ducha, de dónde surgen los malos olores y qué se puede hacer en estos casos.

¿Por qué es importante el sifón?

Lo primero es explicar qué es el sifón: se trata de un mecanismo por el cual, gracias a la presencia permanente de agua en un punto determinado de la red de tuberías, se evita que el mal olor salga por los desagües.

Instalando sifón de lavabo

Es importante porque:

  • La propia forma de la tubería, la de la bajante, lavabo y ducha hace que siempre se quede acumulada una cantidad de agua que impide que el aire existente en el interior de la bajante salga por el desagüe del lavabo o de la ducha.
  • Por otro lado, el bote sifónico conecta elementos, como el lavabo, la ducha y el bidé, y actúa de sifón general antes de unirse al manguetón del inodoro y, a través de este, a la bajante. Aquí es donde comienzan los problemas en la instalación, cuando la ducha además del bote sifónico tiene un sifón individual, esto es lo que se conoce como un doble sifón.

Malos olores en el cuarto de baño

Un doble sifón en la ducha puede provocar una succión fuerte y dejar vacío el bote sifónico; este es uno de los principales motivos del mal olor en el baño. Además, en caso de que lleves tiempo sin utilizar el desagüe de la ducha, es recomendable verter un cubo de agua limpio, ya que la falta de agua también puede provocar malos olores.

Malos olores en el baño

También en muchos casos el mal olor deriva de la acumulación de residuos inorgánicos. Para evitar este problema es recomendable realizar mantenimiento cada cierto tiempo de las tuberías y del desagüe: consulta con tu fontanero de confianza para que te recomiende la intervención más adecuada.

Evaporación del agua

Otro problema al instalar un doble sifón es la evaporación: en épocas de calor puede llegar a evaporarse el agua que hay en el bote sifónico, sobre todo si la cantidad de agua que queda es escasa.

Seguramente te ha pasado algún vez durante el verano, especialmente a la vuelta de vacaciones, notar mal olor en el baño: probablemente se haya evaporado el agua del bote sifónico y eso esté provocando que se genere mal olor, que sale por los desagües; se solucionará cuando comiences a volver a usar el cuarto de baño.

Modificando el bote sifónico

Por otro lado, también se puede aumentar la altura de sifonamiento, normalmente cambiando o modificando el bote sifónico, de tal manera que exista un mayor cierre hidráulico. De esta forma el bote no se secará, por lo que el mal olor no podrá salir de la bajante. Sin embargo, esta intervención debe ser realizada por un fontanero profesional: puedes aprovechar para cambiar la bañera por un plato de ducha.

Deficiente ventilación de la bajante

Este efecto es algo más complicado, ya que el instalar un doble sifón, se produce sobrepresión en la bajante, debido normalmente a una ventilación deficiente. La solución, en este caso, es más complicada, ya que el problema es que suele afectar también una parte comunitaria de la instalación de saneamiento, por lo que no suele ser sencillo de reparar.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas