skip to Main Content
Fosa Séptica Ppal

Limpieza de fosas sépticas

Cualquier fosa séptica necesita una limpieza regular así como un buen mantenimiento para conservarse en perfecto estado. Como fontaneros profesionales en Madrid nos encontramos habitualmente con problemas derivados de una mala limpieza.

Hay que tener en cuenta que una fosa en mal estado puede causar graves problemas de insalubridad o contaminación del entorno. Si cuentas con una fosa séptica en tu vivienda es muy importante conocer su funcionamiento. Así como todo lo relacionado la limpieza de pozos negros.

A continuación, te contamos qué es una fosa séptica, la importancia de limpiarla, como cuidarla y qué hacer para mantenerla limpia.

¿Qué es una fosa séptica o pozo negro?

Una fosa séptica, también conocida con pozo negro, es el lugar al que van a parar todas las aguas residuales y residuos fecales de los hogares a los que esté conectada la fosa. Estos pozos hacen que sea posible filtrar y depurar las aguas antes de que lleguen a la red de alcantarillado. Evitando así que pueda haber contaminación al medio ambiente.

Es decir, cada fosa séptica es como una especie de depuradora que limpia las aguas residuales que salen de la vivienda. Y que una vez han sido depuradas son vertidas a las alcantarillas. Es por esto que la legislación es bastante exigente al respecto. Ya que de no cumplir ciertos requisitos no se podría garantizar la salubridad de las mismas. Por otro lado, hay que tener en cuenta también, que estos pozos evitan la proliferación de los malos olores.

Por tanto, cualquier fosa séptica ha de cumplir con unos requisitos. Especialmente en los que tienen que ver con la limpieza y el mantenimiento de la misma. Es importante además recordar que la limpieza de los pozos negros necesitan de personal suficientemente preparado.

¿Por qué se tienen que limpiar las fosas sépticas?

Tal y como hemos explicado, una fosa séptica actúa como si fuera una clase de depuradora. Filtrando las aguas residuales para poder verterlas en buen estado al medio ambiente. Por tanto, si se dedica a limpiar el agua puede parecer raro que a su vez necesiten ser limpiadas. Sin embargo su limpieza es muy importante.

Con el uso, se va formando lodo y formando suciedad por toda la fosa séptica. Esta acumulación poco a poco va a mermando la capacidad de drenaje del pozo. Por lo que la fosa va perdiendo efectividad en sus funciones.

Es recomendable hacer controles periódicos para revisar el estado de la misma. Es importante asegurarse del nivel del lodo ya que nos indicará cuándo hacer una limpieza. Se recomienda hacerla cuando llegue aproximadamente a la mitad de la fosa. De este modo se podrán eliminar las capas de grasa y restos que puedan flotar en la superficie, así como el lodo acumulado.

Si tienes alguna duda sobre el estado de tu pozo negro lo mejor es contactar con un profesional especializado en limpieza de fosas sépticas en Madrid. Él mejor que nadie podrá revisar el estado de la fosa séptica.

¿Qué tener en cuenta antes de limpiar una fosa séptica?

Lo más importante que hay que saber antes de hacer una limpieza de una fosa séptica es que es un trabajo que deber ser realizado por una empresa de pocería en Madrid. No es recomendable que lo haga nadie que no cuente con experiencia previa, ya que los riesgos son elevados.

Una vez tenemos esto claro podemos decir también que la limpieza dependerá del tamaño que tenga el pozo negro. Así como del número de viviendas que estén conectadas con la misma. Ya que aunque la limpieza siempre consista en el mismo trabajo no se necesitará el mismo material en distintos casos.

Hay que considerar también que limpiar una fosa séptica lleva su tiempo y no es un trabajo rápido. Y aunque hay que hacerlo de manera periódica, no es necesario hacer limpiezas diarias. Pero tampoco debemos olvidarnos del mantenimiento de la fosa séptica. Lo más recomendable es ir revisando el estado del pozo. Cuando el lodo llegue aproximadamente a la mitad será el momento de hacer la limpieza.

Por otro lado, nunca es recomendable eliminar el lodo por completo, ya que su presencia garantiza el funcionamiento de la fosa. Los expertos coinciden en que se debe dejar un 20% aproximadamente del lodo existente.

Además, hay que tener muy presente que la limpieza de una fosa séptica no es un trabajo libre de riesgo. Ya que en este proceso tenemos que enfrentarnos al gas metano resultante de la putrefacción. Por lo que hay que tomar unas medidas de seguridad que eviten que pueda producirse una explosión o una intoxicación.

¿Como se limpia una fosa séptica?

Limpiar una fosa séptica requiere de unas medidas de seguridad que tienen que respetarse siempre. Por lo que hay que seguir ciertos pasos que garanticen nuestra integridad, así como un buen resultado del trabajo a realizar.

En primer lugar hay que abrir las tapas de la fosa séptica con sumo cuidado. Es habitual que al hacerlo salgan al exterior los gases producidos por la fermentación de los residuos fecales. Y especialmente el metano, que puede ser especialmente peligroso. Por lo que es muy importante hacer la apertura poco a poco.

A continuación coloca la bomba aspiradora al nivel del agua para que vaya absorbiendo en primer lugar los residuos y grasas de la superficie. Después ve sumergiéndola poco a poco hasta que haya aspirado aproximadamente un 80% del lodo existente. Recuerda dejar la capa del fondo, ayudará a que la fosa séptica siga funcionando correctamente. Mientras tanto introduce una manguera de agua por la tapa para que vaya llenando el interior de la fosa poco a poco.

Lo ideal es que el nuevo rellenado se haga a la vez que el vaciado. Es el momento también para aplicar la presión de la manguera a los filtros y ayudar a que se limpien. Después añade el activador bacteriano correspondiente y cierra las tapas correctamente.

¿Cómo cuidar la fosa séptica?

Aunque la limpieza periódica de la fosa séptica no es algo que se pueda evitar, si hay algunos consejos que puedes seguir para que se mantenga en mejor estado. Así evitarás tener que limpiar de manera muy seguida. Sigue estas buenas prácticas en tu vivienda y mantén tu pozo en el mejor estado posible.

En primer lugar hay que se conscientes de que todo lo que tiramos por el inodoro va a pasar a la fosa séptica. Por lo que es muy importante no deshacerse de residuos que puedan causar que tengamos que desatascar el wc.  Ya que finalmente irán a parar al foso. Evita tirar por los desagües toallitas o restos de comida. Estos restos terminan por acumularse causando problemas en el funcionamiento de tu fosa séptica.

Igualmente intenta utilizar un papel en el inodoro que se deshaga correctamente. Un papel higiénico de mala calidad puede no disolverse y terminar por atascar la fosa séptica. Por último no viertas tampoco por los desagües productos químicos como aguarrás o pintura. Ya que es muy probable que causen problemas a tus tuberías llegando hasta la fosa séptica.

1
×
Si lo deseas puedes contactacnos por WhatsApp.
Back To Top