skip to Main Content
Herramientas Ppal

Apéndice de herramientas específicas de un fontanero

Como en cualquier profesión que se precie, hay cierto vocabulario y objetos que son propios de cada gremio. Así podrás oír tanto a un fontanero en Madrid como en Sevilla nombrar algunas herramientas que ni siquiera sabías que existieran. Pero no se trata de simple nomenclatura. La fontanería cuenta con utensilios propios que permiten llevar a cabo trabajos muy específicos.

Tanto si estás interesado en las instalaciones de fontanería, como si quieres saber a qué se refiere un fontanero al nombrar una u otra herramienta. Hoy os mostramos un apéndice con las herramientas específicas más comunes de fontanería. De este modo podrás ampliar tus conocimientos y conocer los distintos útiles que se utilizan con las cañerías. Así como sus funciones.

Por otro lado, de este modo también será más sencillo hacer reparaciones con herramientas específicas que desconocías. Pudiendo adquirir el instrumental adecuado para cada situación. Consiguiendo por tanto poder solucionar problemas de fontanería. O bien, poder hablar con conocimiento de causa cuando necesites el trabajo de un fontanero profesional.

Abocinador

Esta herramienta sirve para dar forma a la boca de tuberías flexibles. Se utiliza para amoldar los extremos de los tubos y de ese modo que puedan conectarse correctamente. Hay abocinadores por tanto de diferentes tamaños para adaptarse a los distintos diámetros de tubería. Además de existir tipos en función del material con el que se vaya a trabajar.

Están disponibles en distintos formatos, aunque los más habituales sirven para distintos materiales. Y por otro lado suelen accionarse mediante un tornillo, permitiendo su uso en espacios reducidos. Sin embargo, también hay abocinadores tipo tenazas que se asemejan más a unas pinzas en forma de cono.

Cortatubos

En este caso la utilidad de esta herramienta puede deducirse de su propio nombre. Se trata de un utensilio que nos permite cortar de manera perfecta y muy sencilla tuberías de todos los tipos. Son más precisos que las sierras y están disponibles en distintos tamaños. Es recomendable utilizar cortatubos específicos para cada diámetro.

Por otro lado, hay que destacar que hay cortatubos de diferentes clases. Como los manuales o los automáticos, además de existir también la versión telescópica. Y las diferentes opciones para distintos materiales.

Curvatubos

De nuevo el uso de esta herramienta parece bastante intuitivo si conocemos el nombre. Se trata por tanto de un elemento que permite moldear los tubos para que recorran toda la casa. Adaptándose a las esquinas, rincones, subidas y bajadas. Y consiguiendo un acabado profesional sin comprometer la resistencia de las tuberías.

Hay curvatubos con distintos moldes para poder trabajar con tuberías de distintos diámetros. Además de que se pueden encontrar curvatubos manuales, hidráulicos e incluso en versión electro portátil. La elección del modelo dependerá del uso que se vaya a hacer de esta herramienta.

Desatascador

Un buen desatascador es imprescindible para cualquier fontanero que quiera hacer un trabajo de desatranco urgente. La función de estos dispositivos es ayudar a solucionar cualquier atasco que se produzca tanto en el inodoro como en las tuberías. La manera de hacerlo por otro lado varía mucho en función del modelo de desatascador que se elija.

En el mercado están los clásicos útiles de ventosa, aunque también hay muelles desatascadores. O bombas de desatasco por presión de agua o por golpe de aire. Sin mencionar los desatascadores de tambor.

Llaves

En las instalaciones de fontanería se pueden encontrar muchas variedades de llaves. Vamos a repasar las más habituales. La llave grifa es una de esas llaves específicas para su uso con tuberías. Sirve para atornillar tuberías y se diferencia de la llave inglesa en que las mordazas son dentadas para un mejor agarre en tubos cilíndricos..

La llave inglesa por otro lado sirve para apretar y aflojar tuercas y tornillos. Las hay de distintos tamaños por pulgadas, además de ajustables. Esto es lo que hace que sea una herramienta muy versátil, adaptándose a distintas medidas.

Sin embargo cuando hablamos de las tuercas y acoplamientos de mangueras en fregaderos y lavamanos se usa otro tipo de llave. Esta es la llave de lavabo, una herramienta muy específica del gremio con una utilidad muy concreta.

Mordaza de cadena

Otro utensilio que también se suele utilizar en las reparaciones urgentes de fontanería es la mordaza de cadena. Su uso es muy similar al de la llave inglesa o la grifa, sirve básicamente para enroscar y desenroscar tubos. Las hay independientes o bien para adaptarse a bancos de trabajo.

A pesar de que el uso sea muy parecido al de las llaves. Es cierto que la mordaza de cadena suele adaptarse mejor a distintos tamaños. Por lo que puede ser muy práctica para evitar tener que llevar varios modelos de llaves.

Sierra

Las sierras de fontanería están formadas por una hoja de filo dentado y como cualquier sierra, sirven para cortar. Se pueden utilizar para todo tipo de materiales, aunque como hemos comentado antes los cortatubos son más precisos para tuberías.

Además, las hojas se pueden cambiar para adaptarse a los distintos materiales de los que estén compuestos lo que se vaya a cortar. Se trate de tuberías o de pletina. Es recomendable estar equipado con distintas hojas que puedan adaptarse a los usos más convencionales.

Soplete

Entre las herramientas de un fontanero no puede faltar nunca un soplete. Ya que este elemento es el que proporciona la llama para poder fundir y soldar distintos acoples o tuberías. Hay sopletes de distintos formatos en función de la fuente de alimentación. Así podemos encontrar sopletes de gas, de butano o de propano.

Hay que tener en cuenta que esta herramienta puede ser muy peligrosa. Por lo que es fundamental que siempre se encuentre en buen estado. Así como garantizar que la persona que lo utiliza simple con todas las normas de seguridad pertinentes para evitar accidentes.

Tenazas

Las tenazas son una herramienta clave para un fontanero profesional. Ya que ayudan a sujetar elementos que con otro tipo de utensilios sería complicado. Además, la gran abertura que pueden conseguir hace que sea muy versátil, usándose para distintos propósitos.

Además de las tenazas normales, también hay tenazas grip. Una variedad que ofrece un agarre bastante mejorado. Específicas para sujetar piezas que se han desgastado como tuercas sin forma o bien objetos húmedos, ya que no resbalan.

1
×
Si lo deseas puedes contactacnos por WhatsApp.
Back To Top