skip to Main Content
Tuberias Congeladas

Congelación de tuberías: Cómo lo podemos evitar

La bajada de temperaturas y la consecuente congelación de tuberías puede provocar graves daños en la instalación. En el peor de los casos, la tubería puede llegar a reventar.

La mejor manera de evitar la congelación de tuberías en tu vivienda, es recibir el asesoramiento de un profesional. Fontaneros capaces de garantizar una revisión de tuberías que permita localizar problemas existentes, y además, asegurar el mantenimiento de la instalación frente a futuras amenazas.

Rotura de tubería por congelación

Es importante saber que hacer si se rompe una tubería, para evitar que los daños sean lo menos costosos posibles.
No obstante, hay algunos consejos para evitar la congelación de las tuberías que vamos a compartir contigo.

Cómo evitar la congelación de tuberías

  • Revisa la instalación de tu vivienda. Tener claro el recorrido de las tuberías no es una labor sencilla. No hay que olvidar jardines, garajes y otras zonas exteriores de la vivienda, donde hay agua o canalizaciones, y existe riesgo de congelación de tuberías.

Grifo y tuberías congeladas

  • Lo ideal es que en las tuberías haya la menor cantidad posible de agua, cuando las temperaturas desciendan hasta llegar a la congelación. Los calefactores de las habitaciones, así como grifos existentes en la casa, tuberías exteriores, o cualquier otra instalación de la vivienda donde haya agua, deben ser revisados y purgados.
  • Antes de que lleguen las temperaturas bajo cero revisa todos los grifos, localiza si alguno de ellos gotea. Hay que evitar el goteo, si no puedes solucionar el problema que lo causa, tapona los lugares afectados.
  • En las tuberías exteriores, como las del jardín, que tengan que soportar bajas temperaturas durante un tiempo prolongado, se pueden colocar sistemas calefactables eléctricos. Estos dispositivos disponen de temporizadores programables y garantizan una protección óptima contas las heladas.

  • Si crees que las tuberías ya están congeladas, corta el suministro general de agua y abre todos los grifos. Si la vivienda esta desocupada durante periodos largos, también es recomendable realizar esta tarea.
  • Puedes forrar las tuberías con multitud de productos elaborados con materiales térmicos y aislantes. Corcho, espumas de poliestireno y muchas opciones que se encuentran con facilidad, y ayudarán a aumentar la temperatura de las tuberías, y evitar congelaciones.
  • Uno de los métodos más antiguos y efectivos para luchar contra la nieve y las heladas, es también una manera de evitar la congelación de tuberías en tu vivienda, la sal. Puedes echar sal gorda por las tuberías, procura hacerlo durante varias semanas antes de la llegada de las temperaturas más bajas.
  • El agua en movimiento recorriendo las tuberías genera calor. En caso de que hubiera pequeñas zonas con agua congelada en las tuberías, abrir ligeramente el grifo, y mantenerlo abierto durante unos minutos, es una buena opción. Abre el grifo y mantén una presión constante y lo más baja posible sin llegar al goteo. Durante varios minutos en ambos casos, alterna agua caliente y fría.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas