skip to Main Content
Lavavajillas Ppal

Cómo desatascar un lavavajillas

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más echamos en falta cuando se estropea. Y es que a nadie le gusta tener que fregar los platos a mano cuando está acostumbrado a no hacerlo. Es por eso que uno de los avisos que más recibidos relacionados con la cocina son los de atascos en lavavajillas. Por eso si el atasco no es muy agrsivo puedes probar a desatascarlo con tus medios. En este post te contamos cómo desatascar un lavavajillas de manera fácil y para atascos que no requieran un fontanero.

Cuando te encuentres ante una situación de este tipo, lo más recomendable es contactar con una empresa de desatascos en Madrid. De este modo podrán hacer el trabajo por ti. Asegurando un óptimo funcionamiento tras la reparación. Aunque si quieres saber cómo desatascar el lavavajillas tu mismo de manera fácil y sin herramientas, a continuación te contamos algunos trucos.

Cómo desatascar de cal un lavavajillas

Uno de los indicativos que puede señalar que nuestro lavaplatos tiene problemas de cal es el color blanquecino en los cristales. Si comenzamos a notar que las copas y vasos salen con una capa blanca la cal es la culpable. Esto puede ocurrir por no estar usando el abrillantador adecuado. Por falta de sal en la máquina o bien simplemente porque vivamos en una zona con mucha cal en el agua.

Sin embargo, ¿sabías que este problema puedes resolverlo tu mismo? Hay una solución que puedes aplicar para conseguir acabar, o al menos reducir, la presencia de cal en tus platos y copas. Además, hay que señalar que es un remedio totalmente natural, por lo que no hay que tener en poder dañar el lavavajillas.

Prueba usando bicarbonato y limón en tu lavavajillas. Para ello vacía completamente el friegaplatos y coloca un limón abierto en su interior. Así como bicarbonato en la parte baja del interior donde se encuentran los filtros y en el espacio del detergente. Selecciona un programa corto y deja que estos ingredientes acaben con la cal de los filtros.

De todas formas, si quieres conseguir reducir la presencia de cal también puedes adoptar otras medidas. En primer lugar verifica periódicamente los depósitos de sal y abrillantador de la máquina. Además, es aconsejable tener siempre una rodaja de limón en el compartimento de los cubiertos. Así podremos prevenir los malos olores y eliminaremos restos de cal de cada lavado.

Por otro lado, no está de más usar de vez en cuando limpiadores comerciales para la cal. Cuando lo hagas sigue sus instrucciones al pie de la letra para acabar con cualquier resto de cal. Esto es muy recomendable también cuando nos encontremos ante problemas graves de atascos por cal.

Cómo desatascar la boya de desbordamiento lavavajillas

Todos los lavavajillas cuentan con un sistema anti desbordamiento que evita que el agua pueda salirse de la máquina. De este modo previenen las inundaciones que puedan producirse por fallos en el funcionamiento. Así mismo, en caso de un atasco producido por un objeto o resto de comida, si el agua no se desagua correctamente, este sistema saltará haciendo que pare su funcionamiento.

El mecanismo anti desbordamiento es el realidad bastante sencillo. Ya que se trata de una boya de un material como el corcho. De forma que si el nivel del agua sube en el interior del lavaplatos, ésta también lo hace activando el mecanismo de control del agua. Es un funcionamiento similar al que podemos encontrar en las cisternas de los inodoros.

Si la boya se queda atascada, tanto en la base del lavavajillas como estirada como si se encontrara suspendida, habrá que revisar su funcionamiento. Para ello no hay más que comprobar que nada esté obstruyendo el desagüe y que la pieza de corcho puede moverse con facilidad en caso de subida del agua.

Cómo desatascar el desagüe del lavavajillas

El desagüe del lavavajillas es por donde se evacúa el agua sucia tras limpiar toda la cubertería, vajilla y cristalería de su interior. Por lo que lo habitual es que arrastre consigo restos de comida que deben irse por el desagüe. Es recomendable por tanto, enjuagar siempre los platos antes de meterlos en el friegaplatos para evitar que haya trozos de comida. Sin embargo, por mucho que se intente, siempre quedan restos que pueden atascar el desagüe. Sin contar con la molesta cal.

Por tanto, en caso de que estos restos se vayan acumulando es posible que se formen atascos que pongan en peligro el funcionamiento normal del friegaplatos. Si esto ocurre lo primero que tienes que hacer es revisar el interior del lavavajillas y eliminar cualquier objeto o resto de comida que pueda estar causando la obstrucción. Antes de nada asegúrate de que electrodoméstico está desconectado de la toma de corriente.

Una vez desconectado abre la tapa del desagüe que se encuentra en la parte inferior de lavavajillas y revisa el filtro. En caso de que éste se encuentre sucio lávalo, ese puede ser también uno de los problemas. Después mezcla en un vaso tres partes de vinagre con una de bicarbonato. Vierte esta mezcla por el desagüe y deja que actúe durante un cuarto de hora aproximadamente. A continuación echa varios vasos de agua caliente por el desagüe para que se desatasque totalmente el desagüe. Esta solución puedes usarla también para desatascar el fregadero de la cocina.

Si tras hacer esto el lavavajillas sigue atascado puedes probar con un desatascador específico. Están a la venta en supermercados y tiendas especializadas. Para hacerlo sigue al pie de la letra las instrucciones de uso del fabricante.

Cómo desatascar el filtro del lavavajillas

En muchas ocasiones pensamos que el problema de atasco del lavavajillas está en el desagüe. Sin embargo, al intentar acceder nos damos cuenta de que el origen se encuentra en el filtro. Por lo que mantener en esta parte del friegaplatos en perfecto estado es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de este electrodoméstico.

Te contamos cómo desatascar el lavavajillas cuando el problema se encuentra en el filtro. En primer lugar localízalo en la base del interior del lavavajillas. Desenróscalo con mucho cuidado para poder extraerlo totalmente. Luego colócalo bajo un chorro de agua en el fregadero. Con ayuda de un cepillo elimina cualquier residuo o resto de comida de su superficie.

Para lavarlo puedes usar agua y jabón, aunque también es recomendable usar vinagre blanco. Cuando esté limpio coloca todas las piezas que se hayan movido en su lugar. Después vuelve a colocarlo en su sitio. Recuerda girar el filtro de manera que encaje a la perfección. Habitualmente tienen dos fechas que deben quedar alineadas para asegurar su perfecta colocación.

Cómo desatascar el tubo de desagüe del lavavajillas

Puede ocurrir que a pesar del filtro del lavavajillas, la suciedad y los restos de comida o grasa pasen al tubo de desagüe provocando un atasco. Hay que decir que acceder al interior del tubo puede ser bastante complicado. Por lo que en primer lugar habrá que seguir los mismos pasos que los seguidos para desatascar el desagüe del lavavajillas. Sin embargo, si no dan resultados, es posible limpiar el tubo de desagüe de manera manual. Te decimos cómo desatascar así el lavavajillas.

En primer lugar desenchufa de la corriente el lavaplatos. Busca en la parte trasera la manguera de drenaje y desconéctala del fregadero. Te recomendamos colocar un cubo debajo para que pueda recoger los restos de agua y residuos que puedan estar acumulados. Después agita el tubo para asegurar que cae todo lo que pueda haber en su interior.

A continuación, echa agua a presión en el interior del tubo para que se desprendan de las paredes los restos que queden. Sin embargo, recuerda que en ocasiones los restos acumulados pueden haber deteriorado el tubo de desagüe. En ese caso será mejor sustituir la manguera de drenaje por una nueva. Una vez hecho conecta de nuevo el tubo con cuidado de que quede totalmente ajustado. Y comprueba que el lavavajillas no pierde agua y que el atasco ha desaparecido.

Call Now Button