skip to Main Content
Desatascar Lavabo Ppal

Cómo desatascar un lavabo

Los atascos en el hogar son una de las averías más molestas, ya que, aunque puedan no verse aparentemente, paralizan por completo la vida diaria. Uno de los atascos más comunes es el del lavabo, debido a su uso cotidiano es posible que si las tuberías no están en correcto estado tngamos que desatascarlo habitualmente. Como expertos en fontanería estamos muy acostumbrados a ver problemas de este tipo. En muchas ocasiones estos atascos ocurren por dejadez y en otras simplemente por accidente.

Sea como fuere, si quieres contar con una empresa de desatascos de confianza no dejes de contactar con nosotros. Uno de nuestros fontaneros acudirá a tu domicilio para evaluar y solucionar el problema. Mientras tanto, te contamos algunos trucos que pueden ayudarte siempre y cuando el atasco no sea muy grande. Recuerda que ante cualquier duda es mejor llamar a un profesional.

Cómo desatascar un lavabo por pelos

Una de las causas más comunes de los atascos de lavabos y duchas es la acumulación de pelos. Y es que es bastante normal que al peinarnos o cepillarnos parte de la cabellera caiga al lavabo. Sin contar con los pelos de la barba que se cortan al afeitarse. Estos restos suelen arrastrarse por el agua del grifo y terminar pasando por el desagüe. Por lo que muchos desatascos de tuberías tienen que ver con los pelos.

Si quieres saber cómo desatascar un lavabo por pelos sigue leyendo. La solución pasa por algo tan sencillo, aparentemente, como retirar la acumulación de cabellos de la tubería. En caso de que sea accesible desde el propio desagüe del lavabo, se pueden retirar con la mano. Pero si se encuentran en una parte más profunda de la tubería se puede usar un alambre con la punta en forma de U. Así se podrá retirar o empujar el tapón formado por los pelos. Y conseguir que el agua vuelva a fluir correctamente por el lavabo.

Cómo desatascar un lavabo con bicarbonato

Seguramente hayas oído a menudo que hay multitud de remedios caseros para desatascar el fregadero. Por suerte, todos ellos pueden aplicarse también a los lavabos. De manera que para solucionar un problema de un atasco en las tuberías del cuarto de baño no es necesario utilizar productos químicos agresivos.

Uno de los trucos que mejor funciona en estos casos es el uso del bicarbonato. Te contamos cómo desatascar el lavabo con este ingrediente. Necesitarás 4 vasos de agua, 2 de bicarbonato de sodio y uno de vinagre blanco de cocina. En primer lugar tendrás que echar un vaso de bicarbonato por el desagüe del lavabo que esté atascado. A continuación calienta el agua de dos de las cuatro tazas de agua y una vez esté hirviendo échala también por el lavabo.

Después de unos 10 minutos aproximadamente vierte el segundo vaso de bicarbonato junto con el de vinagre. Pon el tapón del lavabo y deja que repose durante el mismo tiempo de nuevo. Después calienta el agua que quedaba y viértela de nuevo por el desagüe para acabar con la limpieza. Verás que de este modo conseguirás desatascar el desagüe sin problemas.

Cómo desatascar un lavabo con coca cola

Aunque es más habitual leer sobre remedios caseros para desatacar tuberías que incluyen bicarbonato, la coca cola también funciona de maravilla en estos casos. Además, si estás buscando cómo desatascar un wc, estás de suerte. Este método sirve para terminar con los atascos de cualquier tipo de tubería.

Simplemente se necesitan dos o tres latas de este refresco que deberás verter por el desagüe del lavabo en el que esté ocurriendo el atasco. Debes dejar que este líquido haga su efecto durante un cuarto de hora aproximadamente. En un principio con esta acción sería suficiente. Pero si quieres asegurarte de que la tubería del lavabo queda perfecta puedes rematarlo usando agua hirviendo. Simplemente pon un par de vasos de agua en una cazuela y una vez entre en ebullición échala por el desagüe.

Cómo desatascar el lavabo con sal

Otro remedio natural muy habitual con el que solemos encontrarnos los fontaneros es el uso de sal. Y es que aunque no se suela tener en cuenta, la sal unida al poder del bicarbonato es un excelente desatascador. Además es una estupenda manera de evitar el uso de desatascadores químicos que puedan dañar el medio ambiente.

Para conseguir unas tuberías limpias con este método tendrás que hacer algo muy parecido a cuando lo haces con bicarbonato. Es decir, echar por el desagüe una taza de bicarbonato y a continuación dos de agua caliente. Pasados unos minutos llega el momento de verte una taza de sal junto con otra de bicarbonato. Así ambos ingredientes conseguirán acabar con cualquier atasco. Y para rematar puedes echar otras dos tazas de agua muy caliente. Verás como consigues desatascar el lavabo con ayuda de la sal y sin esfuerzo.

Cómo desatascar el muelle automático del tapón del lavabo

En ocasiones puede ocurrir que el problema de atasco de un lavabo no se encuentre en la tubería del mismo. Sino en algo mucho más superficial como es el propio desagüe. Esto es relativamente común cuando los lavabos cuentan con cierres tipo muelle auto tapón. También llamados tapones clic-clac. Es decir aquellos que se levantan y no dejan al descubierto totalmente el desagüe. Ya que los residuos, pelos y suciedad pueden acumularse ahí impidiendo que el agua del lavabo llegue a la tubería.

Para desatascar un auto tapón con muelle lo primero que habrá que hacer es desmontarlo. Para ello asegúrate de que está abierto. A continuación agarra con fuerza el tapón central y giralo para desenroscarlo. Es muy habitual que debido a la suciedad y la cal la rosca esté muy dura. Pero verás que tras insistir consigues retirarlo. Una vez esté desmontado no hay más que limpiar completamente el tapón y el desagüe para retirar cualquier resto que esté ocasionando el atasco.

En caso de que no consigas desenroscar el tapón puedes probar a echar vinagre blanco para ayudarte a disolver la cal. Una vez hayas limpiado todas las partes vuelve a montarlo y disfruta de un lavabo sin atascos.

Cómo desatascar un lavabo por el sifón

Es posible que a pesar de haber hecho todo lo posible por desatascar el lavabo, éste siga sin tragar bien el agua. En esas ocasiones lo más recomendable es ir directamente al sifón. Ya que el problema puede encontrarse ahí y no tanto en el desagüe de tu sanitario. Recuerda que el sifón habitualmente se encuentra por detrás del lavabo unido a la tubería..

Para abrirlo lo más recomendable es colocar un barreño debajo, así podrás recoger el agua que pueda caer rápidamente. Sujeta fuertemente la parte superior del sifón y con la otra mano desenrosca la parte inferior. Una vez lo hayas abierto simplemente tendrás que limpiarlo a fondo para que no queden restos de jabón o pelo. Es aconsejable también, aprovechar que está abierto para poder acceder con ayuda de un alambre a la tubería y así poder hacer una limpieza más exhaustiva.

Cómo usar desatascador manual en el lavabo

Otra opción muy válida para desatascar el lavabo es usar un desatascador de goma manual. Puede parecernos un objeto propio de los dibujos animados. Pero lo cierto es que su uso es muy práctico y puede sacarnos de más de un atasco. Su funcionamiento es tipo ventosa. Es decir, se coloca en el desagüe del lavabo cubriéndolo por completo y se hace presión varias veces.

Es posible que sea necesario tener que repetir la operación varias veces. Pero al final verás que el tapón de residuos que estaba atascando el lavabo sale fácilmente. Presta atención cuando lo estés usando y asegúrate de que realmente hace ventosa con el lavabo. Ya que de lo contrario tu esfuerzo no tendrá resultados.

Pide presupuesto













Call Now Button