skip to Main Content
Cambiar Grifo Termostatico

Cómo cambiar un grifo termostático de ducha

Los grifos termostáticos presentan muchas ventajas frente a los convencionales. Ya que al poder regular la temperatura no solo ahorran agua sino que además hacen que las duchas sean mucho más placenteras. Este es el motivo de que sea uno de los servicios más demandados a nuestros fontaneros en Madrid, junto con cambiar baño por plato de ducha. Hablamos con un experto para saber cómo cambiar un grifo termostático de ducha.

1.Corta el paso del agua.

Antes de comenzar con el trabajo es fundamental que procedas a cerrar la llave de paso del agua de la vivienda. De lo contrario podrías provocar una inundación que cause filtraciones de agua o goteras en el edificio y tendrías que llamar a un fontanero urgente. Por lo que tras hacerlo debes cerciorarte de que efectivamente no sale agua por ningún grifo.

Quitar las tuercas de la grifería para cambiar un grifo termostático

2.Quita el grifo antiguo.

Para ello debes comenzar desenroscando el flexo de la ducha. A continuación usa una llave inglesa para quitar las tuercas de la grifería. En caso de que estén muy apretadas te recomendamos colocar un paño en medio para que se estropee. Una vez retirado solo queda quitar los embellecedores de la pared.

3.Purga el interior de los conductos de agua.

Antes de colocar el grifo es importante vaciar las tuberías de cualquier resto de suciedad que pueda estropear la pieza nueva. Debes hacerlo primero en una de las tomas y después en la otra. Para ello coloca un tapón en una de las salidas y abre el paso del agua poco a poco. Después haz lo mismo en la otra. Cuando hayas acabado vuelve a cerrar el acceso del agua a la vivienda.

4.Comprueba la distancia entre los agujeros de las tuberías y aplica cinta de teflón.

Asegúrate de que el grifo encaja perfectamente en esa medida. De lo contrario será necesario que coloques unas piezas excéntricas que ajusten la grifería a las tomas de agua. Luego cubre las roscas con cinta para que ajusten mejor a la hora de hacer las conexiones.

Grifo termostático ajustado adecuadamente

5.Coloca el grifo en su sitio.

En primer lugar pon los embellecedores nuevos en su lugar, así como los filtros y arandelas en su sitio. Ajusta el grifo a las tomas y aprieta las tuercas con una llave fija. Para conseguir un mejor ajuste puede ayudarte nuevamente de un trapo. Cuando ya esté listo coge el flexo de ducha y colócalo en su sitio, aprieta bien la conexión para evitar pérdidas de agua.

6.Confirma que el grifo funciona correctamente y haz los ajustes necesarios.

Debes abrir la llave de paso de agua para poder usar el grifo normalmente. Gira el termostato y comprueba que efectivamente el agua cambia de temperatura. Lo habitual es que este tipo de accesorios estén regulados en 38 grados. Si no sale a tu gusto puedes ajustarlo, para hacerlo quita el embellecedor del regulador y gira la pieza en el sentido de las aguas del reloj para que salga más caliente o al contrario para que salga más fría.

Call Now Button