skip to Main Content
Fregadero Cambiado

Cómo cambiar el fregadero de la cocina

Uno de los puntos claves de una cocina es el fregadero. Lo usamos todos los días para lavarnos las manos, limpiar la comida, beber agua fría o limpiar los utensilios que hemos usado para cocinar. Es una de las zonas de la casa donde es frecuente la formación de tapones por la acumulación de residuos con la consiguiente generación de malos olores. Si esto se produce de forma reiterada es necesario la intervención de un experto en desatacos para eliminar la obstrucción de manera definitiva.

Además con el paso del tiempo, su uso continuado y la acumulación de cal, el fregadero se va deteriorando por lo que te verás obligado a cambiar el fregadero de la cocina.

¿Podría cambiar mi fregadero sin tener que avisar a un fontanero?

Puedes cambiar el fregadero tú mismo sin tener que avisar a un experto. Pero antes de decidir cambiarlo debes tener en cuenta varios puntos que todo fontanero profesional considera para realizar este trabajo.

  • El tipo de material del que está hecho el fregadero que tienes: cristal, acero inoxidable o sintético
  • La encimera que tienes en tu cocina: si está encastrada o es lo que se llama “bajo encimera”
  • Elección del nuevo fregadero: si lo quieres con escurridor, lo quieres esquinero, doble o redondo. Tendrás que tener en cuenta los dos primeros puntos para poder elegir tu nuevo fregadero ya que no todos valen dependiendo según el material o el tipo de encimera.

Fregadero doble para la cocina

Tipos de fregadero que existen

Antes de continuar con el cambio, debes conocer los diferentes tipos de fregadero que hay en el mercado:

  • Encastre tradicional: son los fregaderos que van encajados en la encimera.
  • Fregadero frontal: la pila queda a la vista. No está encajado en la encimera sino que está sobre el mueble de cocina.
  • Bajo encimera: es aquel que se coloca con el borde de la encimera y se encuentra por debajo.
  • Integrados: son los fregaderos que forman parte de la propia encimera.
  • A ras: Los fregaderos enrasados son los que están instalados en la encimera y se hace una rebajado en ella.

Puntos a tener en cuenta a la hora de cambiar el fregadero de la cocina

Hay dos aspectos básicos que debes tener en cuenta cuando estás decidido a cambiar el fregadero de tu cocina. Uno es el espacio, que determinará el tipo de la pila. Si tienes espacio un fregadero de doble seno con escurridor para una esquina sería lo mejor, en caso contrario, te recomendamos uno redondo.

El otro aspecto es saber de qué material lo quieres. A continuación te damos una guía de los materiales con los que se realizan este tipo de productos:

  • Fregadero de acero inoxidable: Es el más común y suele ser más barato aunque depende mucho del material y de la casa donde lo compres. El mayor problema de estos fregaderos es la cal. No es fácil de limpiar.
  • Cuarzo: suelen ser de una sola pieza y van con la encimera.
  • A base de resinas. Son muy bonitos si buscas un buen diseño pero no están hechos a prueba de golpes.
  • Sintético: son costosos pero tienen buenas cualidades.
  • El mármol se mancha demasiado aunque son más resistentes que el de resinas y el de cuarzo.
  • Cerámica: diseño estilo vintage aunque su mayor problema es su elevado coste.

Utensilios que necesitas para cambiar un fregadero

Materiales y utensilios que necesitas para cambiar mi fregadero

Una vez que ya has visto si el fregadero es apto para la encimera que tienes, has medido el hueco del que dispones y ya sabes que fregadero quieres, es hora de ponerse manos a la obra. Prepárate con todos los materiales necesarios para poder cambiarlo:

  • El fregadero elegido
  • Pistola atornilladora con sus apliques
  • Cola o silicona
  • Cinta adhesiva
  • Espátula
  • Pistola de silicona
  • Un barreño
  • Trapos
  • Llave inglesa
  • Sierra
  • Cinta métrica

Persona instalando un fregadero

Cómo instalar un fregadero, paso a paso

Los siguientes pasos te ayudarán a realizar un cambio de fregadero para que no tengas demasiadas complicaciones y esté instalado de manera segura.

1. Quitar el fregadero antiguo

Para poder quitar el fregadero antiguo, lo primero que tendrás que hacer será cerrar el agua con la llave de paso y ver que no haya atasco. Coge el barreño por si quedara un poco de agua y colócalo debajo del grifo. Una vez vaciado cualquier resto de agua ya puedes aflojar los latiguillos con ayuda de la llave inglesa.

Después desenrosca el sifón únicamente con ayuda de la mano. Si ya lo tienes, puedes levantar el fregadero. Antes de continuar asegúrate de limpiar los restos que pueda haber de suciedad sobre la encimera y de cualquier resto de silicona. Ayúdate de la espátula.

Tras limpiar bien la encimera, si el fregadero elegido es más grande que el que tenías debes ampliar el agujero con la sierra. Habrá que medirlo previamente con la cinta métrica y marcarlo con cinta adhesiva para saber por donde debes cortar. Asegúrate de que las medidas son las adecuadas porque un mal corte puede hacer que tu encimera deje de ser práctica.

2. Colocar el nuevo fregadero

Ya tienes el agujero hecho, coges el nuevo fregadero y colocas el grifo en uno de los latiguillos. Después, ajustas la tuerca. Ten a mano las piezas de estanqueidad que vienen con el fregadero nuevo para colocarlas a continuación. El fregadero lo debes fijar con la silicona o cola universal con ayuda de la pistola.

A continuación, coges el sifón y lo unes al fregadero con la pistola de silicona. Finalmente lo sellas para evitar que haya cualquier tipo de escape.

Ya tienes insertado el grifo y el sifón por lo que llega el momento de colocar la pila de lavado en el hueco correspondiente. Para esto, unes las tuberías y pones los latiguillos en la entrada de agua caliente y fría.

Ten en cuenta que antes de sellar del todo, debes comprobar que funciona correctamente. Para ello, abre el grifo y asegúrate que el agua no se escapa por ningún lado. Es decir, que no haya ninguna fuga de agua.

Cómo puedes ver no es un trabajo complicado pero si requiere de paciencia y de cierta habilidad. Si tienes dudas a la hora de cambiarlo o te ha surgido alguna dificultad mientras lo hacías, no dudes en ponerte en contacto con un fontanero profesional y de confianza. Él te resolverá el problema sin incidentes y cómodamente.

    Pide presupuesto














    Responsable: Propietario de la web.
    Finalidad: Envío de información solicitada.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: Propietario de la web
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como derechos detallados en la información adicional.

    Fontaneros urgentes en todo Madrid.

    contactar con fontanero

    Call Now ButtonTeléfono 24 horas