skip to Main Content
Averias Fontaneria 3

Averías más comunes en la cocina y como intentar repararlas

La cocina es un lugar donde se pasa gran parte del día, ya sea en familia o en soledad. Es un lugar en donde comemos y cocinamos y en donde la mayor parte de los aparatos que ahí se encuentran pueden averiarse en cualquier momento. En este post vamos a conocer las averías más comunes en la cocina y como intentar repararlas.

Lo que se va a intentar en este artículo es evitar la llamada a un fontanero urgentemente que nos solucione el problema. Trataremos de abordar todos aquellos incidentes que sean fáciles de resolver por nosotros mismos.

A continuación vamos a conocer las averías de fontanería más comunes en una cocina.

averías comunes en los grifos de la cocina

Averías comunes en grifos

  1. Filtros que se obstruyen: La mayoría de los filtros se obstruyen por el paso del tiempo. El filtro es el encargado de retener las impurezas del agua cuando ésta pasa por las tuberías y lo que notaremos es que el agua sale disparada para todos los sentidos y por lo tanto una disminución del caudal. Siguiendo unos sencillos pasos conseguiremos limpiar el filtro sin mayor problema:
    1. Después de asegurarnos de que la llave de paso está abierta y confirmar que ese no ha sido el problema, pasamos a soltar el extremo del grifo con una llave inglesa.
    2. A continuación, apartamos la junta de estanquidad para comprobar que el filtro está obstruido y seguidamente lo colocamos debajo del agua para limpiar los residuos que pueda tener.
    3. Algunas veces la cal y la suciedad es tan  elevada que simplemente con el chorro de agua no es suficiente así que un truco muy sencillo es utilizar un viejo cepillo dental para frotar y conseguir eliminar esos restos.
    4. Una vez limpio, procedemos a volver a encajar las piezas para dejar el grifo como nuevo. Lo más recomendable es realizar una limpieza profunda cada tres o cuatro meses.
  1. Fregadero atascado: Todo el mundo ha sufrido este problema alguna vez, ya que a la hora de fregar es muy común que los restos de comida se cuelen por el desagüe provocando atascos. Lo que vamos a notar es que el agua se acumula formando una especie de “bañera” en el fregadero y el agua va desapareciendo muy lentamente, incluso es posible que se escuche una especie de burbujeo y se aprecie mal olor.
    1. El paso más sencillo y por el que debemos de empezar es por buscar un desatascador e intentar que al ejercer el poder de succión el caudal de agua aproveche la corriente para eliminar y llevarse por delante aquello que esté causando la obstrucción.
    2. Si el fregadero sigue atascado lo siguiente que debemos hacer es acudir al bote sifónico. Si no sabes cuál es su forma y donde se encuentra es realmente sencillo de reconocer. Se encuentra debajo del fregadero y su forma se parece a la de un codo. Lo que tendrás que hacer es colocar una palangana o un cubo para poder reunir toda el agua y desperdicios que puedan estar ocasionando el tapón. Ayúdate de un alambre o algo flexible para poder alcanzar aquello que esté causando la obstrucción.
    3. Si después de haber hecho los pasos anteriores seguimos sin desatascar el fregadero, puede que el problema se encuentre en la bajante. Para poder solucionarlo deberemos de usar algún producto químico que nos ayude a disolver la suciedad que esté causando el contratiempo. La mayoría de estos productos están compuestos de sosa cáustica que ayudan a eliminar la grasa, los restos de alimentos y todo aquello que pueda estar atascando la bajante. En el envase de cada producto viene indicado la forma de uso, normalmente tienes que dejarlo actuar de entre unos 30 minutos a 12 horas (en caso de atascos muy graves).
  1. Grifos que gotean: Seguro que has escuchado ese molesto ruido de un grifo goteando. Pues la realidad es que esto ocurre muy frecuentemente y es muy fácil de solucionar.
    1. Lo primero que debemos hacer es averiguar de donde viene el problema, ya que puede ser causado por el aireador o por el caño.
    2. En el primer caso deberemos de extraer el cartucho cerámico y sustituir la  pieza que esté deteriorada.
    3. En el segundo caso tenemos que cambiar la junta tórica que se encuentra en su interior.

averñias comunes en el lavavajillas de la cocina

Averías comunes en la cocina

Después de conocer todas las averías que nos puede generar un grifo y encontrar las soluciones pertinentes, es necesario comentar que puede que existan otros lugares en donde podemos sufrir un atasco, como por ejemplo, en el lavavajillas. Parece mentira que un electrodoméstico tan sencillo como este pueda atascarse, pero a veces, hasta lo más inusual ocurre. Te enseñamos a desatascar el lavavajillas sin necesidad de llamar a un profesional del sector.

Otro incidente que puede darse, es el atasco en la lavadora. Antes de llamar a un profesional puedes echar un vistazo a tu electrodoméstico e intentar resolver el problema.

  1. Antes de empezar a hacer nada, comprueba que hemos desenchufado la máquina antes de empezar a manipularla.
  2. El paso más sencillo y que podemos ver a simple vista es comprobar que la goma del tambor no tiene fisuras, ya que eso podría estar causando la fuga de agua. Si esto es lo que ocurre puedes adquirir otra goma y ponerla sin mayor problema (puedes consultar las instrucciones de la lavadora para ayudarte a hacerlo).
  3. Si la goma no es el problema, deberemos de mirar la parte trasera de la lavadora, puede que alguna conexión de alguna tubería esté floja causando la fuga.
  4. Esto parece una tontería, pero la cajita en donde echamos el jabón, también puede ser la causa del problema. El dispensador siempre tiene que estar limpio y si contiene restos de jabón o de suavizante provocará que el agua no se filtre bien y vuelva a retornarse hacia arriba ocasionando la salida de agua.
  5. Una vez que hayas revisado todos los puntos anteriores sigues sin dar con el problema lo mejor es que llames a un fontanero en Madrid que pueda ayudarte ya que seguramente el problema venga de la parte interna de la lavadora.

grifo de cocina que gotea agua

Recomendaciones para el mantenimiento de las cocinas

Después de todo, hemos aprendido que los contratiempos que podamos sufrir en la cocina se pueden prevenir de una forma muy sencilla, simplemente con un mantenimiento más continuo daremos más años de vida a nuestros electrodomésticos. Sigue estos sencillos pasos para mejorar el mantenimiento de tu cocina:

  1. Colocar una rejilla en el desagüe del fregadero, nos ayudará a evitar una mayor concentración de residuos en la tubería y es una forma muy barata y muy fácil de proteger el fregadero, además de útil.
  2. Otro punto que debemos vigilar es la cal que se acumule nuestra tubería. Si vemos que el agua de tu hogar es muy dura, lo mejor será que instales un descalcificador para que te ayude a prevenir esos atascos causados por la cal.
  3. Vaciar un recipiente de agua hirviendo con sal y vinagre por el fregadero ayudará a que la grasa pegada se elimine. Esta técnica puede emplearse todas las semanas.
  4. Si tu problema es que las tuberías se taponan con facilidad, otra opción muy buena es verter agua con bicarbonato por el desagüe, esta mezcla ayudará a eliminar los residuos.
  5. Verter coca-cola por el desagüe también ayuda a prevenir los malos olores y ayudará también a desatascar el fregadero.

Si después de todas estas recomendaciones y precauciones sigues sin poder resolver la avería que causa el problema de tu cocina, no dudes en ponerte en contacto con profesionales que te asesoren y te aporten soluciones a tu medida.