skip to Main Content
Silicona Juntas

7 consejos prácticos sobre cómo sellar con silicona en el baño

Con el paso del tiempo las juntas de los sanitarios y de la ducha y la bañera tienden a estropearse, haciendo que aparezcan filtraciones de agua y que tengan un aspecto sucio y descuidado. Sin embargo, solucionar esto es tan sencillo como aplicar silicona nueva. Te damos algunos trucos para saber cómo poner silicona en el lavabo, así como la manera de poner silicona al colocar una mampara y los distintos tipos de silicona para sellar.

Sellar con silicona en la ducha

Quita siempre la silicona vieja

Si te estás preguntando cómo sellar una ducha en la que ya había silicona puesta pero que se encuentra en mal estado lo primero que debes hacer es limpiar bien las juntas. Para eso es importante retirar toda aquella masilla que se encuentre en mal estado con ayuda de un cúter o una espátula. Es importante hacerlo suavemente para asegurarnos de no dañar la superficie.

Tras retirar la gran mayoría del sellador verás que aún así quedan algunos restos. Para acabar con ellos frota con tu dedo la superficie y si no se desprenden hazlo con un un trapo con aguarrás hasta que se disuelvan.

Seca bien las superficies

A la hora de hacer cualquier reparación de fontanería en el baño esta es una máxima que seguro que has oído. Seca totalmente las superficies antes de aplicar ningún tipo de sellador. Pero no solo eso, además debes asegurarte de que el plato de ducha, el lavabo o aquello en lo que vas a poner la silicona está limpio. Y de no estarlo tendrás que limpiarlo previamente, de lo contrario la silicona no conseguirá adherirse a la superficie.

Aplica el cordón de silicona con el grosor correcto

Un error muy común que solemos encontrarnos es el exceso o falta de producto a la hora de distribuir la masilla. Tanto si lo hacemos con ayuda de una pistola o con el propio aplicador que incluya el producto, debemos poner la cantidad necesaria para que quede totalmente cubierto el espacio entre la bañera y la pared o los azulejos.

Intenta no cortar demasiado la boquilla del bote de silicona y hacerlo con un ángulo de unos 45 grados. De este modo será más fácil aplicar el producto de manera homogénea. Además siempre es mejor tener que hacer dos aplicaciones que encontrarnos con un exceso desproporcionado de sellador.

Coloca cinta de carrocero para no salirte de las juntas o uniones

Es posible que no tengas claro cómo poner silicona en la bañera sin salirte de las juntas en la que hay que hacer la aplicación. Para asegurarte de que el producto no mancha los azulejos o la tina puedes poner cinta adhesiva o de carrocero en los bordes. De este modo solo tienes que seguir las líneas marcadas con la boquilla del producto.

Una vez acabes de poner la masilla retira la cinta con cuidado. Verás que te ha quedado una línea totalmente recta y que no es necesario tener que recortar o quitar silicona extra de los bordes.

Alisar la masilla de silicona después de aplicarla

Alisa la silicona después de aplicarla

Tanto si vas a sellar ventanas como a sellar los azulejos de la ducha siempre tienes que alisar la masilla inmediatamente después ponerla además de retirar cualquier exceso. Es cierto que hay productos específicos en el mercado para hacer esta tarea, pero lo más habitual es hacerlo directamente con el dedo.

Sin embargo, recuerda que la silicona puede adherirse a la piel e incluso causar algún daño o irritación. Por lo que lo mejor es hacerlo con guantes o bien humedecer los dedos previamente en agua jabonosa para que el sellador no se pegue. Una vez protegido, simplemente sigue la línea con la yema del dedo para dejar un cordón de silicona uniforme en todo el perímetro.

Deja que pase un día entero antes de usar la ducha o el sanitario

Este tipo de productos necesitan de un mínimo de 24 horas para secarse por completo. De manera que nunca debemos usar la bañera antes para evitar que el trabajo de estropee. De lo contrario es posible que la aplicación hecha se deteriore rápidamente y que no haya servido de nada.

Usa la silicona adecuada

Las propiedades de la silicona varían en función del tipo de producto que elijamos. Por lo que debemos asegurarnos de estar usando la variedad correcta. En el caso de los baño lo más recomendable es que además se trate de un sellador que evite la proliferación del moho.

Estas son las principales opciones a la hora de comprar masilla para las juntas del baño, asegúrate de hablar con un profesional para que pueda asesorarte sobre la mejor opción en tu caso:

  • Silicona ácida
  • Silicona acética
  • Siliconas neutras

Pide presupuesto













Fontaneros urgentes en la zona de Madrid.

contactar con fontanero

Call Now Button